domingo, 19 de febrero de 2012

ALCALAREÑO / CELITA / LUIS FREG / MIGUEL FREG / SALERI II





Cossío, en su obra Los Toros, escribe:

"Matador de toros nacido en Alcalá de Guadaira el 14 de mayo d 1889.........El 13 de septiembre de 1908 vistió por primera vez el traje de luces, toreando en Tetuán de las Victorias......Hizo su presentación en Madrid el 2 de mayo de 1913, estoqueando novillos de García de la Lama en unión de Algabeño y Saleri II. El 13 de septiembre de 1914 tomó la alternativa en Murcia, de manos de Rafael Gómez (Gallo), que le cedió la muerte del primer toro, de don Gregorio Campos, alternando además con Joselito, y el 25 de junio de 1916 refrendó la alternativa en Madrid con toros de Pablo Romero, siendo padrino Cocherito de Bilbao y compañero Curro Vázquez. En 1922 su nombre había desaparecido de los carteles y caído en el olvido. Su muerte tuvo lugar en su natal Alcalá de Guadaira (Sevilla) el 6 de agosto de 1964"





Cossío, en su obra Los Toros, escribe:

"Matador de toros nacido en San Vicente de Carracedo (Lugo) el 11 de julio de 1886.......En 1906 actuó en una corrida, la primera celebrada en Monteagudo (Soria). En 1907, en Segovia, vistió por vez primera el traje de luces.......El 2 de febrero de 1910 hizo su presentación en Madrid con ganado de don Eduardo Olea, alternando con Dominguín y Pacomio Peribáñez...........El 15 de septiembre de 1912 tomó la alternativa en La Coruña de manos de Manuel Mejías (Bienvenida). Estoquearon ambos toros de Flores..........El 22 de septiembre confirmó en Madrid la alternativa, y Agustín García Malla le cedió el primer toro, Primavera, de Surga, tumbando al cornúpeto de una buena estocada. Fue su última corrida la que se celebró en Madrid el 25 de junio de 1922, con ganado de don Antonio Pérez de San Fernando (de Salamanca), siendo compañeros de Celita Ricardo Anlló (Nacional) y Victoriano Roger (Valencia II). El último toro que estoqueó Cela fue el cuarto de la tarde, llamado Catalán........Celita fue un hombre bonísimo, de muy clara inteligencia, de extrema modestia, cariñoso, de amistades íntimas invariables, querido de todos, que sin ser jamás cicatero, antes bien espléndido y gustándole las comodidades de una vida confortable, supo reunir un capital más que suficiente para gozar de sus beneficios hasta el fin de su vida, que llegó el 26 de febrero de 1932"













Luis Freg Castro nació en México hacia 1888 (¿1890?). En 1908 ya se le conocía en su patria como estoqueador, aunque no vistió el traje de luces hasta el día 26 de diciembre de 1909, en que toreó en la plaza de Mixcoac.

Toreó con éxito las novilladas de la temporada siguiente, sobresaliendo por su facilidad para tumbar a los toros de grandes estocadas en todo lo alto.

Tomó la alternativa el 23 de octubre de 1910 en la plaza de El Toreo, de México, de manos de Lagartijillo Chico, que le cedió la muerte del primer toro, de Piedras Negras.

Daniel Tapia, en su Historia del toreo, escribe:

"En junio de 1911 marchó a España, toreando su primera corrida en Plasencia el 15 de agosto. El 24 de septiembre de aquel año refrendó su alternativa en la plaza de Madrid, matando toros de Olea.......En 1912 le vemos actuando de nuevo en México, donde el 14 de enero toma parte en la corrida a beneficio de Vicente Pastor en El Toreo..........En Sevilla actúa el 6 de junio de 1912, resultando con una cogida en el abdomen muy grave, no obstante lo cual el 15 de julio toreó en Carabanchel, resultando de nuevo cogido y con una herida en la ingle.......En 1914 toreó 23 corridas, obteniendo uno de sus éxitos más resonantes en Algeciras el 21 de junio......El 25 de septiembre fue cogido en Córdoba, y el 23 de mayo de 1915, al poner un par de banderillas cambiando en la plaza de Madrid, recibió una cornada de más de diez centímetros en el muslo derecho........El 25 de abril de 1921 fue cogido por un toro de Palha en Madrid. El 3 de agosto un toro de Veragua lo hirió en Tomelloso, y el 3 de octubre vuelve a ser cogido en Madrid por un toro de Guadalest, recibiendo una cornada en el vientre...........El 9 de marzo de 1922 sufrió en México la cogida más grave de toda su vida torera. Se la ocasionó un toro de San Nicolás Peralta.........No obstante, el 8 de octubre de aquel año torea en Madrid y corta una oreja, obteniendo un gran triunfo en dicha plaza el 24 de mayo de 1924..........Las temporadas siguientes torea menos, tanto en México como en España. En 1930 publicó en un periódico mexicano sus Memorias........En 1932 sólo torea en México"


En 1918 Don Ventura decía de Luis Freg: "Su distintivo era la valentía, a pesar de las graves cogidas que ha sufrido.......Del torero valiente se puede esperar todo, si no hay desgracias........Es un torero sin jugosidades y no sobrado de recursos; pero es valiente, da la estocada sin trampa ni cartón y está animado siempre de una gran voluntad para complacer a los públicos"

Fue el mayor de los hermanos Freg. El apellido Freg dentro del mundo taurino, es sinónimo de valor en el más puro de sus estados. Los cuatro hermanos Freg se dedicaron al toreo y todos tenían a gala hacer alarde de esta característica familiar en sus actuaciones. Luis, el mayor de los hermanos, fue quien introdujo el virus taurino entre los suyos.

Considerado como uno de los más grandes toreros aztecas de todos los tiempos -con varios triunfos clamorosos tanto en plazas hispanoamericanas como europeas-, fue el hermano mayor de una saga torera compuesta por el también matador de toros Salvador Freg y el malogrado novillero Miguel Freg. Además, fue tío del modesto espada Ricardo Romero Freg, cuyo apellido dio nombre a un vistoso lance de capa de su invención, la fregolina, muy practicado en el toreo mejicano.

Todos coinciden en destacar su gran arrojo, a veces temerario, que le valió el sobrenombre de Don Valor  Freg, pero también sus escasas dotes artísticas.

Entre las recién mencionadas heridas que sufrió a lo largo de su trayectoria torera, destaca por su gravedad la que le ocasionó una res mejicana de la divisa de San Nicolás Peralta, el día 9 de marzo de 1922, en la plaza de toros de su ciudad natal. La cornada, sobrevenida cuando Luis Freg Castro se disponía a comenzar su faena de muleta al tercer toro de la tarde, hizo temer durante varios días por la vida del arrojado espada.
Poco a poco, cada vez más mermado en sus facultades físicas (debido, fundamentalmente, a la gran cantidad de heridas que le infligieron las reses bravas), Luis Freg Castro fue quedando relegado a los puestos más discretos del escalafón.

Falleció el 10 de noviembre de 1934, en la laguna del Carmen, en el rio Palizar, en Campeche, en una excursión familiar. Paradójicamente, murió ahogado quien era un extraordinario nadador, lastrado por unos niños a quienes intentaba salvar.


Fernando Vinyes, en su libro México, diez veces llanto, escribe:

"Frente a los toros, Luis Freg ha sido uno de los toreros más valientes de la historia: con razón le llamaban Don Valor. Su valor era denso e infalible, tan seguro y natural que no tenía emoción. No había aspavientos ni melodramas en sus actuaciones..............Mataba a los toros dejándose caer, con eficacia y sin pureza, con la indiferencia fatalista de quien conoce el resultado de antemano; pero lo hacía con una seguridad escalofriante, sin arte ni emoción, ejecutando la suerte con una mecánica precisa y exacta de quien da por descontado que la muerte en forma de astas pasará a milímetros de su vida sin lastimarlo.........Lidiando, en cambio, era lento de movimientos, pesado y sin cintura, por lo que recibía muchas cogidas. No pensaba frente al toro, ni era inteligente en la brega. Carecía de arte, sólo tenía valor. Le cogían los toros porque era torpón; con el cuerpo ribeteado de cicatrices era un dolor verle en las piscinas, que tanto frecuentaba...........Tenía más de 110 cicatrices de 72 cornadas, varias de ellas mortales de necesidad y de las que escapó milagrosamente. Recibió seis veces los sacramentos en la enfermería. Recuperado, volvía a los ruedos más insensible aún a las cornadas, a sus curas y más displicente en su valor enloquecido............Fue el primer torero mexicano que cortó un rabo en España, en Algeciras, a un toro de González Nandín, el 26 de junio de 1914. Otra de sus hazañas la realizó al matar por primera vez, un torero mexicano, seis toros en solitario. Fueron seis "piedrasnegra", el 26 de febrero  de 1911. Tantas veces le hirieron los toros, que todo el mundo daba por descontado que iba a morir en una plaza de toros. Incluso después de la cornada que recibió el día del beneficio de la familia de Ernesto Pastor se publicó su fallecimiento en la prensa. Y, paradójicamente, fue a morir ahogado quien era un extraordinario nadador, lastrado por unos niños a quienes intentaba salvar........Era el 10 de noviembre de 1934, en la laguna del Carmen, en el rio Palizar, en Campeche, y en una excursión familiar"




De la colección Los Reyes del Toreo. Luis Freg y Miguel Freg, por Tomás Orts Ramos (1866-1939). Editado en Barcelona, he seleccionado los siguientes comentarios:

“(Pg. 5) Luis Freg nació en León de las Aldamas, en noviembre de 1889………Tomó la alternativa en Méjico de manos de Lagartijillo chico el 23 de octubre de 1910. Tuvo en esta corrida un éxito extraordinario…….Alternó con Fuentes, con Gaona…….., y al mismo tiempo que iba perfeccionando su manera de matar, fue aprendiendo a torear de capa y muleta, para lo que mostraba buenas disposiciones un tanto obscurecidas por una nerviosidad y un atolondramiento explicables……..Venido a España, recibió la alternativa de manos de Punteret, ya eran dos, y no paró aquí, pues se vio sujeto por tercera vez a la ceremonia en Alcalá de Henares, otorgándole la investidura Regaterín, el día 25 de agosto de 1911……..Obtuvo la confirmación de alternativa en la plaza de Madrid la tarde del 24 de septiembre del mismo año, matando el primer toro de Olea que le cedió Tomás Alarcón, Mazzantinito, sin que lograra convencer con su trabajo al público madrileño……….(Pg. 6) De su campaña en 1913, dejó escrito Dulzuras, en Toros y Toreros, el siguiente resumen: “….por regla general estuvo muy valiente en todas las corridas en que tomó parte……Su fuerte es el estoque, y con él hace lo que hagan los más valientes, siendo muchas las buenas estocadas que da…..”……….(Pg. 17) Luis Freg, lleva con este cuatro años de alternativa…….Sigue destacándose el matador, pero el torero más enterado cada día, como es natural, se defiende mucho mejor y consigue en mayor abundancia tanto en los lances de capa como en los quites y con la muleta, con la cual tiene ejecutadas faenas muy notables”



"Don Indalecio", en el número 3 de la colección "Grana y oro", titulado "La Tauromaquia en el siglo XX", escribe:





"(Pg. 48). Nació en Méjico el 21 de junio de 1890. Vino a España en 1911, con una alternativa de su país, otorgada por Lagartijo chico el 23 de octubre del año anterior. En nuestra patria adquirió el título en Alcalá de Henares el 25 de agosto, con un toro de la marquesa de Cúllar, cedido por Regaterín……..Logró en seguida cartel por sus excelentes maneras de estoqueador; más, a la vez que estocadas grandes, conseguía cornadas de no menor tamaño. Cornadas que le impedían cuajar una temporada completa………Como torero se defendía, merced a su pundonor y a sus deseos de ganarse el dinero honradamente. Pero su fama –a jirones cada año- la obtuvo por sus acreditados espadazos. “Don Valor” le llamaron………El 10 de noviembre de 1934, en una excursión fluvial en una lancha, uno de los excursionistas cayó al río Palizar, y Luis Freg se lanzó al agua para salvarlo y pereció ahogado. "
 
Enrique Minguet "Pensamientos", en su libro Pases de castigo, 1912. Pgs. 252 a 254, escribe:

"Una vez que terminó sus estudios en la Escuela de Comercio, ingresó en la Dirección de Aduanas, donde permaneció hasta 1910, habiendo toreado antes en Méjico como aficionado, donde estoqueó su primer toro el 8 de Diciembre de 1908…….En Méjico tomó la alternativa de manos de Lagartijillo Chico, el 23 de Octubre de 1910, obteniendo aplausos unánimes, tanto en dicha fiesta como en la que toreó después…….Vino a España, y en Alcalá de Henares, el 25 de Agosto de 1911, Antonio Boto (Regaterín) le confirmó la alternativa, con reses de Villar, actuando después en Madrid el 24 de Septiembre del año indicado, y cediéndole los trastos Mazzantinito, con toros de Olea…….Aunque lleva pocos años de profesión ha sufrido algunas cogidas graves…….Torero simpático y en extremo valiente, agrada toreando, pues siempre pone en su trabajo la mejor voluntad y el mayor entusiasmo; joven es, afición le sobra, y puede aprender mucho todavía y llegar a ser una figura saliente en el arte taurino."

Luis Uriarte, en su libro Figurones taurómacos, editado en ¿190.?, en las páginas 134-136, escribe:

"Va saliendo a flote, pese a las graves cornadas con que los toros han querido zambullirle en varias ocasiones……Luis Freg es un torero valiente, si los hay……..Fue discípulo, como Gaona, del infortunado Ojitos. No salió con la finura, suavidad y primitiva elegancia de Gaona; pero lleva en su favor la valentía…….Necesita, sobre todo, afinar su toreo de capa y muleta…….Como matador le falta estilo tanto como tiene valentía…….En resumen: no es ni mejor ni peor torero que otros muchos; ni excelente ni malo; ni admirado idolátricamente ni menospreciado sin tasa. ¡Uno más que no ha sabido apartarse, hasta ahora, del monótono, insulso y casi desadvertido sendero por do encauzan las medianías su existencia!"



L. Moya de Arpí, en El Album del Eco Taurino. Madrid, 1912, escribe:


"Luis Freg, sobre el indio (se refiere a Gaona) tiene un tanto ganado: hay más altivez en la cara, mirada más franca y más noble, temperamento más cálido y, sobre todo, una valentía desarrollada en toda la medida. Le faltará la finura, la suavidad y el arte del otro…….Pero en Freg hay una valentía franca y un arrojo sereno."

Maximiliano Clavo, "Corinto y Oro", en su libro Se fueron Bomba y Machaco. Otra época del toreo, Pgs, 115 a 117, editado en Madrid en 1914, escribe:

"Otro valiente de verdad; muy de verdad…….Luis Freg es uno de los señoritos toreros que en el mundo han sido y serán. ¡Un caso de calentura taurina!.......El difunto Ojitos le enseñó  los primeros preliminares. Debutó, vieron “cosas” en él, y a las tres o cuatro corridas armó un alboroto en la plaza mejicana……..Su éxito fue la espada; valor sobrado y hechuras de matador bueno…….Llegó el mozo y confirmó lo de las estocadas y si no dio el estirón deseado hasta ahora, es porque los toritos apenas le han dejado respirar. Sin reponerse apenas de una cornada, otra, y después otra, y otra más…..y así no hay manera, más que siendo lo valiente que el Luis Freg, que no hay toro que lo eche para atrás………Este es un valiente de verdad, lector amigo……..Luis Freg, afinando un poco su manera de torear, si tiene algo más de suerte que hasta ahora y no pierde sus modos de matar, que son muy buenos, no habrá hecho ninguna tontería al cambiar la pluma por el estoque."




Robert Ryan, en su libro El Tercio de muerte, escribe:

"El mexicano Luis Freg ha sido el torero menos comprendido que figura en la muerte, por estar poseído de una honradez que llevaba dentro la cornada: su capa en los galleos y la media verónica; su muleta en los pases altos, fueron finos blasones tan cuajados de sangre que parecían paños de tumba"

César Jalón, en sus Memorias de Clarito, después de ensalzar la manera de ejecutar el volapié, tanto de Fortuna como de Varelito, escribe:

"Pues aún hay otro -añade alguien en nuestro cenáculo- que, ajeno a este duelo, difiriendo de ellos por su concepción antigua, pues gusta de la suerte de recibir y muchas veces da en la diana, toreará este año la veintena o treintena que viene toreando desde 1911............Se refiere al mexicano Luis Freg, reputado "as de espadas" a partir de la muerte al miura de Algeciras en 1918, que repetirá a menudo y que mantiene su valor indomable a prueba de gravísimos percances"

"Una tarde que me lleva Antonio Pérez a la corrida de Madrid, Luis Freg -el simpático mexicano que, cosido a cornadas, ha intentado todo lo sobresaliente del toreo, hasta banderillear al quiebro, de modo que un día de 1914 le felicitó Antonio Fuentes y otro de 1915 sufrió una cogida grave por repetir ceñidamente la suerte; el tesonero azteca me avista en la localidad y viene a brindarme significativamente. De cuya atención y significado -adhesión personal y protesta por mi cese crítico- se hace eco en su crónica del ABC Gregorio Corrochano"

Fernando Claramunt, su Historia del arte del toreo, escribe:

"Luis Freg y Castro, que fue uno de los más bravos toreros de la historia; en España se le quiso y admiró desde 1922, año de su venida, hasta 1931 en que lidió en Barcelona su corrida última en la Península"


Gregorio Corrochano, en su libro La edad de oro del toreo, en el capítulo titulado De las memorias inéditas de un redactor de ABC, escribe la siguiente crónica:

Madrid: La cuarta de abono o ¿dónde está el toro? (ABC, 15 de mayo de 1920)………..Toros de la señora viuda del Señor……….Los toros salieron muy suaves, muy fáciles para los toreros……………………..Luis Freg dio su nota de valiente. A mí no me sorprende la valentía de Freg. Le he visto en un pueblo, en San Martín de Valdeiglesias, entregarse hasta ser cogido por un toro del duque de Veragua, como pudiera hacerlo en Madrid buscando cartel. Yo me extrañé un poco de aquel derroche de valor en aquel lugar; pero Freg me dijo que le habían obligado a ello tres circunstancias: que el toro era muy bravo, que me lo había brindado a mí y que presidía don Luis Mazzantini……..Lo que hizo aquella tarde en aquel pueblo fue, además de entregarse matando, torear con un arte y una seguridad que no tuvo ayer en Madrid, pues de haberlo tenido, en vez de una faena suelta hubiera hecho una gran faena en su primer toro, y le hubiera dominado, y hubiera matado pronto, sin dar lugar a que el toro humillase y no igualara. Y hubiera matado mejor, más a gusto………..Se le estimó el valor, y dio la vuelta al ruedo. Lo que mejor hizo como torero fue un quite en el sexto toro, a punta de capote, con los pies tan clavados y el toro tan bien toreado, que resultó una larga cordobesa, seria y majestuosa. Salió en hombros”







Miguel Freg Castro nació en la Ciudad de Méjico en 1892 y falleció en trágicas circunstancias en la plaza de toros de Madrid, el 12 de julio de 1914.  Fue miembro de una importante saga mejicana, pues fue hermano de Luis Freg y de Salvador Freg.

Se presentó como novillero en España el 5 de julio de 1914. Sus buenas maneras hicieron que fuera contratado para el día 12 de julio. Esa tarde, un novillo de la ganadería de Contreras, de nombre Saltador, le infirió una gravísima cornada que acabó con su vida pocos minutos después, tras haber entrado por su propio pie a la enfermería.


De la colección Los Reyes del Toreo. Luis Freg y Miguel Freg, por Tomás Orts Ramos (1866-1939). Editado en Barcelona, he seleccionado los siguientes comentarios:


"(Pg. 8)…..De Miguel, llegaban de México excelentes noticias, mereciendo por su toreo emocionante que se le llamara el Belmonte mejicano……..En España hizo su debut en Bilbao el 12 de abril de 1914, con ganado de Surga……, y su toreo de capa y muleta, causó muy buena impresión entre los aficionados……El 3 de mayo, se presentó en la plaza de las Arenas de Barcelona……, estoqueando dos novillos de don Felipe de Pablo Romero, y tan del agrado del público fue su trabajo, especialmente toreando de capa y en una faena de muleta, que acabada la corrida fue llevado en hombros hasta la fonda en que se hospedaba……..En las dos o tres corridas en que toreó en la ciudad condal, confirmó su gran cartel como torero, pues como matador acusaba deficiencias, no conocía “la muerte de los toros”, y más de uno le auguró un percance…….La última corrida que toreó en Barcelona fue alternando con Saleri II, jugándose toros de la viuda de Soler, y con el que cerró plaza hizo una faena superior de verdad……El 5 de julio debutó en Madrid, con seis novillos de Tabernero………Con el título de lluvia de estrellas, anunció The Kon Leche, la aparición del novillero mejicano en Madrid: “No nos referimos a ningún fenómeno sideral……aunque de fenómeno se trata…….(Pg. 10) Raro es el día en que no descubrimos maravillosas hazañas de un Frascuelo en canuto……El fenómeno en puerta es mejicano……Se trata de Miguel Freg, cuyas dotes toreras adelantó el cable y ha confirmado alguna fiesta celebrada en al península”………(Pg. 11)….Murió en la plaza de Madrid el 12 de julio de 1914, cogido por el toro de nombre Saltador, de Contreras……En el periódico El Fenómeno podemos leer: “…..La muerte de Miguel Freg, un muchacho ágil, entusiasta, decidido y fiel observador de las reglas del toreo, es un motivo de luto para la afición taurina……., Miguel Freg era una legítima esperanza…..(Pg. 12)….Junto a los chiqueros, Freg procura entrar a matar…..; pero el toro en este momento le desarma, le coge por la taleguilla, y cuando el lidiador, atolondrado, intenta hacer un gesto de defensa, recibe una terrible cornada en el cuello”………..(Pg. 14)….A.B.C, decía al día siguiente: “…….Miguel Freg, sólo llevaba un año toreando….Tenía el propósito de tomar la alternativa al final de la temporada actual…..Se trataba de un torerito con grandes condiciones para sobresalir en su profesión. Sus lances de capa no cedían en vistosidad y emoción a los del mejor; con la muleta, si se las había con un toro pastueño sabía sacar todo el partido posible……Con el estoque estaba perdido, y para nadie que lo hubiese visto, pudo ser una sorpresa su trágico fin”


En el libro Los toros desde la psicología, de Fernando Claramunt, he encontrado  el siguiente testimonio de Victoriano Valencia:

"De supersticiones cuenta Victoriano Valencia lo que su tío, Valencia II (Victoriano Roger), le refirió relativo al valentísimo Miguel Freg, con quién alternó en Madrid la tarde de su cornada mortal en el cuello. Estaban en el patio de caballos cuando llegó un aficionado para contar a los matadores que ese mismo día, durante una becerrada gremial matutina, había muerto uno de los participantes. Valencia II fulminó con la mirada al inoportunísimo informador, pero Miguel Freg intervino para aclarar que él no era supersticioso; precisamente ese mismo día había visto sacar del piso vecino al suyo a una anciana que por un descuido del brasero había muerto, "y la vi sacar toda churruscadita" Cuenta Victoriano que a las pocas horas su tío pudo ver en el mismo depósito mortuorio a Miguel Freg, al aficionado de la becerrada y a la anciana churruscadita. Admite que la historia suena truculenta"


Nestor Luján, en su Historia del toreo, escribe:

"Miguel Freg prometía; era sin duda el mejor de la familia de no morir tran pematuramente. Esperanza trágicamente truncada, pues era artista emocionante de valor a toda presión"


Jorge Laverón, en su Historia del Toreo, escribe:



“Su carrera taurina fue una sucesión de cogidas ,muchas de ellas muy graves.

El crítico don Ventura analiza así a Freg: Su distintivo es la valentía, a pesar de las graves cornadas que ha sufrido. Del toreo valiente se puede esperar todo. Es un torero sin jugosidades. De la estocada sin trampa ni cartón. Es animado siempre para complacer a los públicos”

Fernando Vinyes, en su libro México, diez veces llanto, escribe:

"Miguel era quien más prometía de los hermanos. Unía al tradicional valor y sentido del honor familiar, las suficientes condiciones artísticas como para pensar que hubiera llegado a ser la figura de la familia............Se había iniciado en la profesión al lado de sus hermanos mayores, bajo su protección y enseñanzas, pero Miguel poseía una innata pinturería y calidad torera que ilusionaba a los aficionados mexicanos................En 1914 torea con éxito en la vieja plaza de El Toreo, alternando con Samuel Solís, Chanito y Llaverito. A raiz de esta actuación se embarca hacia España y se presenta en Bilbao el día 12 de abril........El público español le acoge favorablemente, ya que en él ven al torero clasificado dentro de un estilo original que mezcla el sentido enciclópedico de su paisano Gaona y el acreditado valor de su hermano Luis..........Se viste de luces nuevamente el 14 de junio en Barcelona y consigue también un buen éxito en la plaza de Las Arenas. Después de este triunfo se anuncia su presentación en Madrid el 5 de julio............Dejó una buena impresión, pese a la poca calidad del ganado, y la empresa le contrata de nuevo para el domingo siguiente. Ha interesado y se vende un buen número de localidades para verle de nuevo, alternando con Pepe Roger (Valencia) y José Sánchez (Hipólito), en la lidia de seis novillos de la acreditadad ganadería de don Juan Contreras, de Salamanca.............Esta tarde, 12 de julio de 1914, Miguel Freg salió vestido de verde botella y oro, un precioso vestido que le había confeccionado la "maestra" Marcén en su taller de la calle del Ave María, donde se había establecido en 1905...........El segundo novillo correspondía a Miguel Freg, que estuvo muy bien con el capote. En el tercio de varas, Saltador dio juego de manso y se puso muy peligroso..........Llegó al último tercio reservón, refugiado en tablas y tirando derrotes. Freg lo trasteó brevemente y en terreno de toriles cobró un pinchazo. De nuevo le da al manso unos breves pases de macheteó, lo iguala e intenta entrar a matar. El novillo le espera, le corta el viaje, le tira varias cornadas secas, una de ellas le alcanza el cuello, y le trompica sin derribarle.........Miguel se lleva la mano al cuello, a la garganta, de donde sale la sangre a borbotones, y por su propio pie, también, entra en la enfermería, que estaba muy cerca..........Nadie supuso la gravedad de la herida y cuando el público se enteró, finalizada la lidia del cuarto novillo,de que Miguel Freg había muerto en la enfermería a consecuencia de una cornada en la yugular, saltó al ruedo y pidió la suspensión de la novillada.........Por primera vez en la historia se consiguió que un festejo se diera por terminado en señal de duelo por la muerte de un torero..............Miguel Freg fue un torero fugaz señalado por la tragedia............En la tumba de Miguel Freg, que está en el cementerio de la Almudena de Madrid, jamás faltaron las flores desde el 14 de julio de 1914, fecha de su entierro..........La "maestra" doña Enriqueta Marcén y sus hijas Araceli y María Luisa se encargaron de ello mientras vivieron, haciendo honor a la amistad que vinculaba ambas familias" 

"Luis Freg era el valor por el valor en sí mismo, en estado puro. Miguel añadía al valor un sentido artístico, pinturero y una inteligencia innata para el toreo. Es evidente que sin la intervención de Saltador, el principal perjudicado en su carrera por Miguel Freg hubiera sido su propio hermano Luis............Dentro del espectro de toreros valientes habrían tenido cabida ambos............Miguel habría podido ser el puntal donde se hubiera apoyado el belmontismo para viajar a México inmediatamente e integrado en un torero mexicano, sin tener que esperar la metamorfosis de Gaona del clasicismo a la revolución belmontista........Ello no significa que Miguel Freg hubiera podido sustituir al Indio Grande mínimamente, sino que habría enseñado la "buena nueva" belmontina antes, abriendo un camino distinto y paralelo, puesto que Miguel, por su forma, estilo y valor, estaba más cerca del Pasmo de Triana que del Coloso de Gelves"







PALMAS Y PITOS


EL RUEDO









SOL Y SOMBRA 

Las fotografías corresponden a la corrida celebrada en Lisboa el 06/06/1902, en la que Saleri sustituyó a Lagartijo chico. Los toros fueron de Emilio Infante


THE KON LECHE










Cossío, en su obra Los Toros, escribe:

"Matador de toros nacido en Romanones (Guadalajara) el 19 de junio de 1891........En 1914 sumó hasta 1938 novilladas, la mayoría de ellas toreadas en Madrid y en todas quedó admirable. El 13 de septiembre de este año tomó la alternativa en Madrid, de manos de Vicente Pastor, y alternó con Curro Vázquez. El ganado era de Pérez Tabernero, y Saleri se lució en la muerte del toro de la cesión, Manguero. Figuró en el abono de Madrid casi todos los años que estuvo en el ejercicio activo se su profesión.......A partir del año 1918, fuera debido a falta de salud, con lógica pérdida de facultades, y más que de facultades, de ilusiones, se nota un rápido descenso en la que antes había sido brillante actuación profesional..........Como torero yo tengo de él un buen concepto. Fue un torero de los llamados largos, tenía valor suficiente para hacer cuanto quería y lo hacía todo y todo muy bien. Toreaba con gracia y soltura y con demostración de excelente arte con el capote; era un banderillero extraordinario; muy buen muletero, eficaz y artístico; y matando, la mayor parte de las veces era seguro, fácil y pronto, pues mató muy bien muchos toros y no pocos en la difícil y poco frecuente suerte de recibir. Falleció en Madrid el 7 de octubre de 1958.

No hay comentarios:

Publicar un comentario