jueves, 1 de marzo de 2012

GRANERO. TEMPORADAS Y CRÓNICAS





Valencia tuvo un torero
cuando no lo tuvo nadie....,
cuando, después de Gallito,
subiste al trono vacante,
mientras rondaba a Sevilla
un Guadalquivir de ayes,
porque José estaba muerto, 
sin que nadie lo heredase....

Rafael Duyos: Romance de Manuel Granero



Néstor Luján, en su Historia del Toreo, escribe:

 "Granero fue un torero completo, que prometía ser una figura de su época. De los que sucedieron a Joselito, era el que más se le parecía, por la pureza de su arte y su repertorio brillante y repleto.......Su pase con la mano derecha vibraba sólido y magnífico. El pase de la firma que él creó -un natural con la derecha y con los pies juntos- y toda la gama seria y elegante de su toreo, eran una admirable promesa"


Gregorio Corrochano escribe:


"Con la muleta en la mano derecha no se puede torear mejor, y aun me quedo corto...............Con la muleta en la mano derecha no he visto a nadie torear tan maravillosamente como Granero............en redondo"


Rafael Ríos Mozo, en su Tauromaquia fundamental, escribe:


"Fue éste un caso de lo más selecto de la tauromaquia. Podemos decir que en él estaban presentes "el intelectual y el toreo", título de una de mis obras.....................Era una mezcla de arte, lo mismo con un capote y una muleta en la mano en un coso taurino, que tocando las cuerdas de un violín. Para Manuel Granero la vida era un conjunto de sensaciones estéticas, bien vinieran de una verónica o un pase natural, que de los compases de la Sevilla de Albéniz.................Respecto al toreo, fue un muchacho de esos que les entra el arte en la cabeza desde muy joven, como ya hemos dicho de Chicuelo, y veremos también en Pepe Luis Vázquez..............Pero a diferencia de estos dos estetas de la fiesta, la línea de Granero estaba más entre los diestros dominadores, tipo Joselito, hasta el punto que se le llegó a considerar como un sucesor del maestro de Gelves. No hubo tiempo material para juzgarlo porque Pocapena cortó su carrera de raíz, pero es evidente que por el camino que llevaba hubiera llegado a ser si no un Joselito, sí un auténtico maestro en el arte de quebrantar toros difíciles para luego emplear con ellos su depurado estilo"



Juan Ferragut, en el libro de El Caballero Audaz titulado Granero, el ídolo, publicado en 1922, escribe: 



“Granero era alto, fino, con una apariencia de niño flexible y precozmente desarrollado; una vaga melancolía nublaba sus pupilas; su gesto habitual era un poco extático y frió……..Vestido de paisano, era difícil adivinar en él al torero; como un buen chico de familia, un empleadito silencioso, concentrado y taciturno, se nos presentaba casi siempre…….No tenía esa instintiva y flamenca prestancia de los lidiadores andaluces. Sus manos eran, en verdad, manos de músico, […..] A mí siempre me asombraba pensar que aquel muchacho discreto, sonriente y melancólico, pudiera ser el ídolo de una fiesta bizarra y brutal. […..] Este muchacho, fino, señorial y concentrado, había nacido bajo los manes de los dioses exquisitos que tutelan el arte [….] Sensitivo y apasionado, la vida habría de resolverse para él en una emoción estética”


Robert Ryan, en su libro El Tercio de muerte, escribe:

"Manuel Granero, el compañero de Juan Luis de la Rosa y de Chicuelo, en los inviernos salmantinos de 1916 y 1917, mientras ellos idealizaban el toreo con la izquierda, él, para torear al natural en redondo, tomaba la muleta preferentemente con su mano derecha....................Se pueden imaginar, y se pueden contemplar en las fotografías de sus grandes faenas, momentos de auténtica creación, de una línea y estética cuya modernidad los años no han menguado, además de un refinamiento siempre raro en el toreo de época..................Granero, que perdió la vida en un pase ayudado, algo de su vida dejó en el pase natural con la derecha, del cual fue el primer virtuoso en calidad de la faena completa, en redondo..................Granero fue un creador, un creador malogrado prematuramente..............Un creador que dejó en la mano derecha de la faena el pase de la firmael pase cambiado por la espalda y el esbozo del trincherazo"



Carlos de Larra, más conocido como "Curro Meloja", en su obra Grandes maestros de la Tauromaquia, escribe:



Manuel Granero. El 7 de mayo de 1922 el toro “Pocapena”, de Veragua, truncó, trágicamente, la carrera brillantísima de Manolo Granero, a quien la impresionable fantasía popular elevó hasta el trono de la torería, tal vez con excesivas urgencias. De todos modos, si Granero hubiera perdurado, acaso se hubiese mantenido en tan alto asiento, porque era un fino torero, de airosa figura, inteligente lidiador, fácil y vistoso banderillero y matador seguro y hábil. Su fuerte era la muleta, con la que modeló ese medio pase en redondo con la derecha, que Corrochano llamó “el pase de la firma”, sustantivo ya en el toreo moderno. En Valencia, donde nació, reposan los restos mortales de Manuel Granero, que disfrutó, en breve usufructo, la herencia de Joselito, al que en realidad sólo se parecía en su sonrisa amarga, tal vez de predestinado…….”



SU INFANCIA

Placa conmemorativa colocada en la casa donde nació Manuel Granero, en la calle del Triador nº 35, en Valencia, el 4 de Abril de 1902. Fué bautizado en la Iglesia del Pilar

En el semanario taurino El Ruedo se da como lugar de nacimiento de Manuel Granero la casa del nº 1 de la calle San Antonio



Granero, cuando tenía cuatro años, con su hermana Consuelo

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 10/02/1949

Granero de niño con su violín, al que era muy aficionado


A los doce años empezó sus estudios de violín en el Conservatorio de Valencia, siendo su maestro don Benjamín Lapiedra.

Granero con su familia en una foto para el Carnet Ferroviario. En la primera fila, el primero por la izquierda, está su tío Paco Juliá, que tan importante papel tuvo en su carrera como torero.


Granero y su tio Paco Juliá

Fotografía del libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"Junto a él D. Francisco Juliá, actúa de mentor, de guía; sus años, su experiencia, su claro intelecto, logran moldear el carácter de Manolo Granero, aconsejándole unas veces, exhortándole otras, fraternal siempre, solícito en todo instante."

Texto que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

GRANERO BECERRISTA

Fotografía sin fechar encontrada en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"Sus primeros pasos en el toreo. [.....] Manolo Granero, en el año 1914 (el domingo 11 de octubre de 1914. Manolo tenía 12 años) entre la expectación general, se echó a los medios, provisto de un cacho de tela roja, a guisa de muleta, con el que dió al toro unos pases vistosos y apretados que no pudo terminar, por impedirlo los lidiadores que actuaban aquella tarde en la fiesta taurina. Luego de esto se hace el silencio en su vida y en su afición hasta que de nuevo, al cabo de un año, se lanza al ruedo de la plaza de toros de Valencia a lancear un toro, en becerrada que hubo de organizar, por cierto, el gremio de peluqueros. La soltura con que mueve los brazos, al torear de capa: la serenidad con que aguanta las embestidas de las reses, a más de complacer a la afición mueven a su padre a permitirle que entre de lleno, en lo que más tarde había de ser su afición predilecta [.....] Vista la conformidad de su padre, Manolo Granero, vestido de paisano, banderillea un toro un toro en esa mencionada corrida"

Texto que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"A los doce años realizó su primera proeza en la plaza de toros de Valencia, de la que su padre era inspector. Encontrábase en la escuela Manolito Granero y aprovechando la distracción del dómine hizo un escapatoria al coso taurino. Preguntó por el autor de sus días, franqueáronle la entrada y durante la lidia se arrojó al ruedo. Provisto de su delantadillo de colegial ejecutó unos lances que fueron celebradísimos por el arrojo y decisión que demostró el hombrecito. Así comenzó el gran artista Manolo Granero su lucha de triunfos inacabables y persistentes."

Texto del libro Manuel Granero, por El hombre del trajecito negro, publicado en Madrid en 1921


Según cuenta Francisco Narbona en el semanario El Ruedo, de 10/02/1949, por boca de Manolo "Rienzi", periodista y amigo de Granero: "Ese mismo día por la noche, su tío Paco Juliá, con quien vivía, le llamó aparte y le reprendió severamente, obligándole a escribir una carta pidiéndole perdón y prometiendo no volver a pensar en los toros."





Granero en la novillada celebrada en Valencia el 2 de Octubre de 1916

"Novillada en Valencia el 2 de Octubre. La corrida fué de las llamadas económicas; lidiáronse toros salmantinos, y para despacharlos contrataron a Baró, David y Arcaso, actuando a más el diminuto diestro Manuel Granero [.....] El pequeño astro taurino Manolito Granero mató un eral muy bravo, y el niño supo sacarle en todo gran partido, siendo ovacionado durante toda la lidia. La muerte del torito la brindó al empresario y éste le regaló cien pesetas."

                                                                                                                            DON CARPIO

Fotografía y texto publicados en la revista taurina Toros y Toreros, 12/12/1916


Fotografía que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921






Cartel anunciando la actuación de Granero en Valencia con dos becerros erales, el 5 de noviembre de 1916

"Becerrada memorable. Hace años veía la luz pública en la bellísima ciudad levantina, un semanario taurino llamado Sobaquillo. El que lo dirigía, el buen escritor Thous organizó una becerrada en la que actuó, estoqueando dos animalejos, Manuel Granero. Se comportó como un maestro y escuchó grandes ovaciones."

Texto del libro Manuel Granero, por El hombre del trajecito negro, publicado en Madrid en 1921





Granero vestido de corto. Tiene 16 años

"El 16 de Mayo de 1917, torea con elegancia y bravura, seis becerros de Visentet el del Puig, labor esa que le coloca en el trance de torear más tarde en el mes de Septiembre en el festival organizado por Sobaquillo. De forma tan sencilla y elegante torea en la corrida a cargo de Sobaquillo efectuada, que en 1917 viste por vez primera el traje de luces, en corrida nocturna que se celebra en Valencia el día del Corpus, siguiendo más tarde su éxito en las dos becerradas en que hubo de actuar, y que por cierto efectúanse también en esta misma ciudad"

Texto que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921


Las fotos pueden corresponder a su presentación en Valencia vestido de luces, que tuvo lugar el 7 de junio de 1917, día del Corpus, en un festejo nocturno.

Fotografías del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922

"Aparece el mecenas de Granero. Por entonces encontrábase en Salamanca el apoderado don Pedro Sánchez, quien en la antigua Selmántica había formado una cuadrilla de jóvenes toreros [....] Un aficionado que en Valencia había visto torear a Manuel Granero, hizo grandes elogios de la criatura, y recomendó a don Pedro Sánchez la conveniencia de contratarle. Sin dilaciones, don Pedro Sánchez escribió a don Francisco Juliá, tió del virtuoso, y, seguidamente, tió y sobrino hacia Salamanca encaminaron sus pasos. Actuó el muchacho en cuantas becerradas se verificaron durante un año, y los triunfos no se interrumpían [....] Don Pedro Sánchez le dispensó su más absoluta protección."

Texto del libro Manuel Granero, por El hombre del trajecito negro, publicado en Madrid en 1921

"El 25 de Julio toreó en Salamanca con Chicuelo y Reverte de Valencia, repitiendo el 5 de Agosto, también con Chicuelo. El 26 de Agosto toreó en Valladolid con La Rosa, Chicuelo y Amorós, y el 6 de Septiembre en Guijuelo y el 30 en Salamanca con los dos primeros. Aquel invierno lo pasó en esta última población y en 1918 toreó ocho becerradas sin picadores. Regresó a Valencia a continuar sus estudios y siguió de becerrista en 1919, toreando 14 corridas. El invierno del 19 al 20 lo pasó en Salamanca"

                                      Texto del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922 




Granero con Chicuelo y Juan Luis de la Rosa en sus inicios, cuando entrenaba en las dehesas de Salamanca. La foto debe corresponder a los años 1918 o 1919.




"Durante las temporadas de 1918 y 1919 el joven Manuel Granero se curtió en las asperezas y sinsabores inherentes a los duros comienzos de la profesión taurina, tomando parte, junto a Manuel Jiménez Moreno ("Chicuelo"), Juan Luis de la Rosa Garguen y Eladio Amorós Cervigón, en varias becerradas celebradas en pequeñas plazas castellanas y salmantinas, en las que quedó patente una de las mayores virtudes de aquel precoz aspirante a matador de toros: su asombrosa capacidad para afrontar con seguridad y acierto la lidia de cualquier astado."

                                                                             Texto publicado en www.mcnbiografias. com

El año de 1919 dedícalo Manolo Granero a descansar. Algún que otro entrenamiento con becerros y novillos: alguna que otra becerrada y una o dos funciones, en las que actúa como novillero, las cuales son ya como la preparación de su fugaz y rápido encumbramiento. Como quiera que a fines de la temporada de 1919, tiene Manolo Granero contratadas infinidad de corridas, se dedica a reponer sus fuerzas físicas y a reposar su espíritu [.....] Fué en estos últimos meses del año 1919, cuando Manolo Granero retúvose en casa dispuesto a gozar la calma augusta del hogar, junto a su padre, su tío D. Francisco Juliá, y su dulce y buena hermana"

Texto que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"El 11 de enero de 1920 ofreció una espléndida tarde de toros en el transcurso de un festival verificado en el coso de Salamanca."

                                                                                      Texto publicado en www.mcnbiografias. com

De esta corrida, celebrada el 11 de enero de 1920 en Salamanca, he seleccionado algunos extractos de la crónica que apareció en el diario El Adelanto:

"¡Una corrida de toros en Enero! [....] El por qué del festejo. José Ruiz (Tabernerito), aventajado banderillero que fué del diestro Juan Luis de la Rosa, fué inutilizado para seguir en la profesión por un toro de Carreros en esta plaza, un día de San Juan. Para beneficio de este buen muchacho se organizó el festejo. [......] En el sexto, Granero se lució con el capote. Banderilleó y puso todo su empeño en quedar bien [.....] Y Granero puso fin al festejo con una faena breve y una estocada monumental. ¡La estocada de la tarde! (Ovación y oreja).
En nombre de Tabernerito, gracias, muchas gracias a todos"

                                                                          El Timbalero. El Adelanto, 12 de Enero de 1920

En esta corrida Manolo Granero, compartió cartel con Torquito, Merino, Dominguín, La Rosa y Uriarte, matando toros de Pérez Tabernero

"Manolo acude en Salamanca a cuantas tientas se efectúan. Su carácter humilde y franco, le abre la hospitalidad de los ganaderos salmantinos, quienes recuerdan, ahora, complacidos, desde el capotazo sobrio y viril para injertar bravura en la res, hasta el muleto eficaz y sabio, que sirve para llevar al toro a donde el matador quiere o para hacerle levantar la cabeza [.....] Fué allí, sobre la estepa castellana, criadero de reses, donde Manolo Granero, durante meses y meses, tuvo ocasión de probar sus facultades con el capote y la muleta, aprendiendo allí lo que nadie puede conseguir, si no es a fuerza de atención desusada y de un constante sacrificio. [.....] Manolo Granero toreó allí unas veces sin permiso, otras con él, lo mismo al buey que semeja un dromedario que al toro diminuto y nervioso"

Texto que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921











Las fotos no están fechadas, pero pueden corresponder al invierno de 1920, que Granero pasa entrenando en las dehesas salmantinas

GRANERO NOVILLERO



Fotografía que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"El diestro valenciano en 1920, cuando con una docena de novilladas se consagró como figura de la torería.

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 17/02/1949


Granero vistiéndose en el hotel, con la ayuda de su inseparable mozo de estoques, Finezas. La foto no está fechada, pero podría pertenecer a la temporada de 1920

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 17/02/1949



Manolo Granero pasea en coche por el real de la Feria sevillana con su tió Paco, el doctor Serra y su banderillero Blanquet. La fotografía no está fechada, pero podría corresponder al año 1920

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 24/02/1949

"Hizo su presentación como novillero en Barcelona en corrida celebrada el 4 de Abril de 1920. Alternó con Amorós, Ginesillo y Pouly (un torero frances), matando ganado de Esteban Hernández, que constituyó para él un gran éxito. Fué su primera novillada y para torearla alquiló un traje que había sido de Varelito, en casa de Palech. El novillero, que empezó la temporada alquilando el traje, la terminó, después de torear treinta y tres corridas."

                                            Texto del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922 

"El 4 de abril se presentaba en Barcelona, en la Monumental. [....] El ganado era de Hernández. El valenciano gustó al respetable por su elegante toreo de capa y por sus dos magníficas faenas de muleta. En ambos novillos fué ovacionado, sonó la música en su honor y cortó orejas....No cabía pedir más. El éxito logrado el día 4 significó para Granero la entrada en el cartel del día 22 de mismo mes"

            Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 17/02/1949

Granero y Angelillo en la corrida celebrada en Barcelona el 22 de abril de 1920. En esta corrida Manolo Granero compartió cartel con Carnicerito y Angelillo de Triana, estoqueando reses de Pablo Romero.

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 10 de mayo de 1920

"Los señores Pablo Romero han enviado una novillada con bastante cabeza la mayoría de las reses y con bravura [.....] Granero es un muchacho -un chiquillo casi- que está muy suelto con los toros y tiene gracia y arte. En esta corrida le ha tocado un hueso -el tercero-, y se ha deshecho de él con brevedad, que es lo que se impone en estos casos. Al último lo ha muleteado valiente y con facilidad y elegancia, oyendo unánimes ovaciones y música. Me ha gustado mucho muleteando y con el capote. Estoqueando este último bicho, muy hábil. No va por mal camino Granero....."

                                                                                               La Lidia, 26/04/1920.  DON SEVERO

"El 3 de mayo toreó el valenciano en Zaragoza una novillada de Santa Coloma, grande y bien armada. Le acompañaron Méndez y Jumillano. Manolo Granero superó con creces los pronósticos más optimistas. Ante los maños demostró que era torero, y torero de calidad, fino y elegante. Sus dos faenas de muleta, modelos de quietud y gallardía, aún la recuerdan los viejos aficionados zaragozanos. Como premio se llevó las dos orejas de sus toros y salió en hombros de la Plaza."

             Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 17/02/1949

En esta corrida Manolo Granero compartió cartel con Emilio Méndez y Jumillano, ante reses de Santa Coloma


Granero y Pacorro en la corrida celebrada en Barcelona el 23 de mayo de 1920. Manolo Granero alternó con Navarro y Ocejito, enfrentándose a toros de López Plata.

Nota aclaratoria: Pacorro, que aparece en la foto de la derecha, ya era matador de toros y la foto corresponde a la corrida celebrada en Barcelona en la misma fecha.

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 31/05/1920

"Mediana entrada había en la plaza Monumental. Y la novillada tampoco era cosa para llamar mucho la atención. Se corrió ganado de López Plata, que no llegó ni a calderilla falsa. Fué grandote, con mucha cabeza y mansote, casi ilidiable. [.....] Granero, el buen torerito valenciano, toreó al tercero con grandes deseos y le clavó un buen par de banderillas. Pero con la muleta le dijo el buey que no había caso, se tapó, se defendió y se puso imposible para la lidia, hasta el extremo de que el espada oyó los tres avisos.
En cambio, en el último, que embestía un poco, lo toreó superiormente de capa, hizo muy buenos quites y al muletear oyó música y muchos olés por su valentía, por su garbo, por la gracia torera que tiene el muchacho. Mató bien y obtuvo la oreja.
Granero, si no hace caso de los que quieren auparle demasiado pronto, será un excelente torero. Le acompañan el tipo, la salsa, el valor....Hoy en las plazas se respiraba un ambiente de tristeza. ¡Está tan cerca la tragedia de Talavera!

                                                                              La Lidia, 31/05/1920. SUSTITUTO

El Hombre del Trajecito de Negro, en su libro Manuel Granero, publicado en 1921, antes de su muerte, escribe:

"EL CID CAPEADOR ES UN BUEN REHILETERO, PRONTO Y FACIL…PERO NO ES EL MEJOR. Ciertamente, no es el mejor. Y no lo es porque existe un muchacho que se llama Saleri II que lo impide. Sin embargo, Manuel Granero va perfeccionándose, va depurando su estilo, y adquiriendo ese sello característico de los grandes rehileteros"


"El 31 de mayo, Zaragoza tuvo ocasión de aplaudir de nuevo a Granero, en un cartel en el que figuraban también Rodalito, Casielles y Villalta. Los novillos fueron de Nandín y Cobaleda. Manolo fué aplaudido con entusiasmo....En la capital aragonesa tenía ya un grupo de fieles animadores. Sin duda por esto, la Empresa repitió su nombre el 13 de junio"

                       Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 17/02/1949

El 3 de Junio toreó Manolo Granero en Santander, con Carnicerito y Ocejito, ante toros de Angoso.

El 6 de Junio toreó Manolo Granero en Bilbao, en un mano a mano con Torquito, ante toros de Pérez Tabernero.

El 9 de Junio toreó Manolo Granero en Salamanca, con Emilio Méndez y Casielles, ante reses de Pérez Tabernero.


Granero y Villalta en la corrida celebrada en Zaragoza el 13 de junio de 1920

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 28/06/1920

"La Empresa nos coloca una excelente novillada, en la que se lidian seis buenos mozos de Carreros, para Antonio Sánchez, Granero y el paisano Nicanor Villalta. Don Juan M. Sánchez envió una bueyada de las más grandes que hemos presenciado; si añadimos el mucho poder y excesivo nervio y malas ideas será fácil comprender que no fueron seis peras en dulce ni mucho menos. Harto hicieron los tres muchachos acabando la corrida bastante más decorosamente que aquellos bueyes indecentes se merecían. [.....] Granero siguió confirmando nuestra primera impresión respecto a que va para matador de toros caro [.....] Sánchez como superiorísimo estoqueador, Granero insuperable artista y Villalta por su gran dosis de valentía, se hicieron acreedores de las merecidas ovaciones que el respetable les tributó. Como así fueron muy merecidísimas las broncas tributadas al mayoral por el pésimo resultado de sus toros."

                                                                                            La Lidia, 21/06/1920. REHILETE

El 20 de Junio toreó Manolo Granero en Santander, con Parejito y Navarro, ante reses de Alipio Pérez


Cartel de la corrida de presentación de Granero en Madrid

Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922


Granero y Valencia II en la corrida celebrada en Madrid el 29 de junio de 1920. Los novillos eran de don Esteban Hernández.

Esta corrida fue la primera que Granero toreaba en Madrid

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 05/07/1920

"La novillada del día de San Pedro. No fué una novillada fina ni brava; en cambio, resultaron poderosos y abundantes de pitones en general. [.....] Un valenciano que pega. Y fuerte vino dando Granero en esta novillada. Hay tipo, maneras y dominio. Conquistó al público desde el primer momento al dar unas soberanísimas verónicas, al clavar tres pares de banderillas elegante y fácil, al muletear con arte, mandando perfectamente y dominando la muleta; al matar, fácil y pronto. En el último, breve y enterado. Siendo la primera vez que pisaba la plaza, estuvo suelto y dominando los terrenos; acudió siempre, bien colocado, a quitar oportuno. Pidieron la oreja del tercero, que cortaron, en la duda, y Granero, que pudo hacerse el distraído, dignamente la despreció.
Este Granero, cundo pierda un poco cierta frialdad, dará mucho que hacer a novilleros y matadores."

                                                                                                     La Lidia 05/07/1920. GABRIEL

"Granero tuvo un debut afortunado [....] En el primer toro, ovación clamorosa y petición de oreja. Supongo que el Presidente la concedió, pues la ví cortar; pero como algunos protestaron, no llegó a cogerla el matador, quien dió la vuelta al ruedo, recogiendo sombreros. [....] Hay torero. Tengo que verle más, pero me parece de la escuela Joselista; en varias ocasiones nos la recordó.

Crónica de Don Quijote, que aparece en el libro Manolo Granero. La Fiesta de Toros, por Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"Ya en quites nos dió la sensación de ser un torerito muy compuesto y enterado [....] Al tercero lo veroniqueó muy tranquilo y con suavidad, templando y mandando [....] Cuarteó un gran par en todo  lo alto y otro cambiando los terrenos [....] Comenzó la faena de muleta con un ayudado por alto; siguió con uno de pecho y otro de rodillas. Otros ayudados, parando a ley, más un obligado de pecho superior. Muy recto, entró a herir y cobró una gran estocada que mató (Gran ovación, petición de oreja, que fué otorgada y rechazó el modesto muchacho, y vuelta al ruedo) [....] Al sexto le dió dos verónicas magistrales [....] Se deshizo del incierto enemigo de una estocada (Ovación y salida en hombros). Granero tuvo un debut afortunado. ¡Hay madera de torero!

                                                                               Crónica del semanario taurino Sol y Sombra


Granero y Emilio Méndez en la corrida celebrada en Madrid el 9 de julio de 1920. Granero compartió cartel con Emilio Méndez y Joseíto de Málaga, ante toros de Pablo Romero.

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 12/07/1920

"Una fiesta que pudo ser grande. Y seguramente lo hubiera sido si los toros hubiesen respondido a los deseos del público y de los toreros [.....] Fueron los de Pablo Romero difíciles por tontos y escasos de bravura [.....] Lo único que me gustó fué el tercio primero del último toro, en el que hicieron los matadores cuatro quites superiorísimos por la manera de templar Granero en los suyos y la valentía de Joseíto de Málaga y Méndez. Fué buena también media verónica de Granero al rematar un quite, en la que se quedó con elegancia y arte entre los cuernos del toro; unos muletazos de este torero en el tercer toro y  la manera fácil de matar este toro. Aunque despegadillas, buenas fueron, por lo templadas, las verónicas del Ché en el último toro. [.....] Joseíto y Granero son dos buenos novilleros, excesivamente nervioso el primero y frío hasta la apatía el valenciano. [.....] Granero cuida demasiado la figura y hace que resulte atildado su trabajo; hay que poner un poco más de emoción en los lances, puesto que hay madera de sobra para llegar a ser mucho."

                                                                                                     La Lidia, 12/07/1920. GABRIEL


"El primer quite al primero manso fue una maravilla de quietud y suavidad. El toro no se prestó a dibujos y tiró a aliñar con la muleta, completó una faena breve y tranquila, con una buena estocada [....] Al que cerró plaza lo toreó por verónicas, quieto, erguido, templando exquisitamente, y terminó con media verdaderamente escultórica. Siguió con dos verónicas inmejorables y media de remate preciosa por la línea y emocionante por lo cerca. [....] Comenzó con un natural y uno de pecho ligado, continuó con otro natural, varios ayudados......Algunos adornos más otro pinchazo bueno y media estocada, que bastó"
. El cronista terminaba su relato: "Seguimos opinando que Granero es un buen torero, fino, elegante, perfecto de línea y totalmente enterado, pero un poco frío"

                                                                                               Crónica aparecida en La Libertad

El 11 de Julio toreó Manolo Granero en Bilbao, con Carnicerito y Angelillo de Triana, enfrentándose a reses de Sánchez Rico.

El 18 de Julio toreó Manolo Granero en Palma de Mallorca, con Carnicerito y Pedrucho, ante toros de Gama

El 25 de Julio toreó Manolo Granero en Béjar, en un mano a mano con Parejito, ante toros de Sánchez Hermanos





Granero en la corrida celebrada en Sanlúcar de Barrameda e1 de Agosto de 1920. Manolo Granero compartió cartel con Bogotá y Sanluqueño, ante toros de Parladé.

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 30/08/1920

El 8 de Agosto volvió a torear Manolo Granero en Sánlucar de Barrameda, con Hipólito y Sanluqueño, ante reses de Gregorio Campos.

El 15 de Agosto toreó Manolo Granero en Santander, en un mano a mano con Emilio Méndez, ante toros de Gama.

El 19 de Agosto toreó Manolo Granero en Toledo, con Montes y Pouly, ante toros de Veragua.

Granero y Marcial Lalanda en la corrida celebrada en Barcelona el 22 de agosto de 1920

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 30/08/1920

Esta corrida se celebró en la plaza Monumental de Barcelona. Granero compartió cartel con Marcial y Pablo Lalanda y en ella se lidiaron seis bichos terciados y sin respeto de Pérez de la Concha, seis bichos que no tenían otro defecto que ser abantaos.

El 26 de Agosto toreó Manolo Granero en Barcelona la corrida de los ases, con Almanseño, Nacional II y F. Esteban, ante toros de Guadalest



Reproduzco algún extracto del semanario La Lidia, por considerarlo de interés, por lo que respecta a Granero, de la novillada celebrada en Barcelona el 26 de agosto de 1920:

"MANOLO GRANERO. Un semanario de Barcelona, La Corrida, organizó un concurso para que el público eligiera, por votación, cinco toreros con objeto de celebrar una novillada a base de los mismos. Esta novillada se llamó la novillada de los ases. [.....] Y el resultado de la votación fué desastroso. Desastroso para el toreo, pues si no hay más novilleros punteros que los que tuvieron mayor número de votos en este concurso -excepto Granero, que es el único y verdadero as de la novillería- ¡está salvada la fiesta nacional! [......] Fueron elegidos ases Rodalito, Almanseño, Nacional II, Granero y Pedrucho de Eibar. Hay motivo para reirse una temporada. Dejemos aparte a Granero, y los demás apenas si llegan a sotas......[.....] Después de la labor de Granero, la nota sobresaliente de la novillada fué la valentía excesiva de Nacional II. Es más, a buena parte del público gustó más ver a Nacional II continuamente entre los pitones, que el arte exquisito de Granero [.....] Lo dicho, señores. No hay que romperse la cabeza buscando ases. Hasta ahora, en la novillería actual, no hay más que un as que lo sea efectivo y de verdad: Manolo Granero. Y esto no hay nadie que lo ponga en duda."

"Y vamos con la novillada. [.....] Los seis bichos de Guadalest y los de Patricio Sanz, no pudieron ser más mansos [.....] Manolo Granero demostró que es un torero grande y que será un torero extraordinario. Inteligencia, suavidad, temple, precisión y una soltura incomparable son las cualidades que le caracterizan. Es tal como debe ser un torero; tal como entiendo que ha de ser un torero. Y a esos toreros, que están más cerca que nadie de los toros, pero con menos exposición, porque los consienten y los dominan, les niegan las cualidades de valentía los partidarios de la emoción del suicidio. Granero con bueyes que no embestían y que no era posible nada con ellos, hizo lo que no puede hacer más que el que lleva dentro un torero formidable

                                                                                          La Lidia, 06/09/1920. DON SEVERO

El 29 de Agosto toreó Manolo Granero en San Roque, en un mano a mano con Checa, ante toros de Anastasio Martín.

El 1 de Septiembre toreó Manolo Granero en Marchena, con Joseíto de Málaga e Hilacho, ante toros de Gamero Cívico.

El 2 de Septiembre volvió a torear Manolo Granero en Marchena, ante Joseíto de Málaga y otro, ante toros de Miura.

El 5 de Septiembre toreó Manolo Granero en Sevilla, con Andaluz y Joseíto de Málaga, ante toros de Murube



Desplante de Granero en la Plaza de Sevilla en la temporada de 1920

Portada del semanario La Lidia, 27/09/1920

"Y vamos a ocuparnos de Granero. ¿Se acuerdan ustedes de Joselito el Gallo, no cuando llegó a su apogeo, sino cuando se presenta, ante nosotros, como matador de novillos? Se acuerdan ustedes ¿verdad? Bueno; pues Granero no desmerece ni tanto así de aquél novillero que más tarde llegó a ser el asombro de los públicos. [....] Granero torea de capa como pudiera hacerlo el mejor, con el mismo arte, igual elegancia e idéntica valentía. Sus quites son variados, artísticos y oportunos. Banderillea bien: nada más que bien; en esta suerte no es una eminencia. Con la muleta está hecho un maestro, pudiendo abrir cátedra de valor, arte, finura, elegancia y majestuosidad, dando en muchas ocasiones la sensación de estar viendo torear al desgraciado José, no cuando empezaba, sino cuando ya estaba completamente cuajado. [....] Por tanto y a pesar de no habernos demostrado que es un buen estoqueador, el joven valenciano tiene condiciones para escalar el puesto de Gallito, vacante aún. Tampoco era buen estoqueador Joselito [....] Hoy es el único que está llamado a ocupar el trono, en unión de Juan Belmonte."

Crónica de A. N. Dres, crítico sevillano,  que aparece en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921



Joseíto de Málaga y Granero en la corrida celebrada en Sevilla el 5 de septiembre de 1920. Completó la terna Andaluz. Los toros fueron de Murube.

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 13/09/1920

"Y en Sevilla, el 5 de Septiembre de 1920, escribe Granero otra página de triunfo, en su historia ya gloriosa. El público le recibe con cierto recelo, con cierta duda; pero a los tres lances de capa, al primer quite, Granero ha ganado ya la pelea y el público, de pie, le ovaciona y le otorga la oreja. Llega un instante emocional en que el público de Sevilla evoca el recuerdo del otro, al ver torear a Granero, y un escalofrío de emoción recorre toda la plaza y llama a todos los corazones.....El otro....el otro. Pero preguntamos nosotros: ¿Cuál de los dos? ¿José? ¿Juan? Y convencido Granero de sí mismo, piensa en tomar la alternativa definitivamente."

Crónica que aparece en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"Manolo Granero había toreado por vez primera en Sevilla el 5 de septiembre de 1920. Formaban aquel día el cartel el valenciano, Andaluz y Joseíto de Málaga. La afición sevillana se entregó desde el primer momento al aplauso entusiasta de Granero. Al finalizar la lidia de su primer novillo -el tercero de la tarde- le regaló con una gran ovación y le obligó a dar la vuelta al ruedo y salir a los medios, mientras muchos pedían a gritos la oreja del toro. En el sexto estuvo, asimismo, bien. A petición del público banderilleó, y los tres pares que dejó sobre el morrillo de su enemigo fueron otros tantos ejemplos de ciencia taurina. Onarrea, el corresponsal sevillano de Sol y Sombra, resumía con estas dos palabras la actuación de Granero: "¡Buen debut!"



                  Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 17/02/1949

El 9 de Septiembre toreó Manolo Granero en Huelva, con Joseíto de Málaga y Correa Montes, ante toros de Anastasio Martín.

El 10 de Septiembre volvió a torear Manolo Granero en Huelva, con Andaluz y otro, ante toros de Gregorio Campos.

El 11 de Septiembre toreó Manolo Granero en Sevilla, con Hipólito y Correa Montes, ante toros de Santa Coloma.

El 12 de Septiembre toreó Manolo Granero en Jerez de la Frontera, con Joseíto de Málaga y Andaluz, ante toros de Gregorio Campos.

El 13 de Septiembre volvió a torear Manolo Granero en Jerez de la Frontera con Joseíto de Málaga y Correa Montes, ante toros de Nandín.






Granero en las corridas de la Feria de Jérez de Septiembre de 1920

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 20/09/1920

"Granero.- Había grandes deseos de verle, después de su triunfo en la plaza de Sanlúcar y del obtenido en Sevilla. [.....] Toreó por verónicas y medias verónicas, magistralmente; ejecutó faroles, serpertinas, ganoeras, la suerte del delantal, todo con una elegancia, con una tranquilidad y con un arte, cómo sólo solía hacerlo el llorado Joselito. A sus dos toros, los banderilleó superiormente, poniendo cátedra de maestro. Con la muleta, ejecutó unas faenas hermosas, escalofriantes, valientes, a dos dedos de los pitones, adornándose y jugando con los astados, como un fenómeno. Dió pases naturales, el de la muerte, de pecho, redondos, con rodilla en tierra, y para que más nos recordara al desgraciado José, en el mismo sitio, que ante la Reina se hincó de rodillas ante el toro y dió un pase cogido al pitón, ayer también los hizo Granero. El público se puso en pie y las ovaciones fueron ensordecedoras y la música no cesó de tocar. Cuando terminó la corrida, los aficionados lo llevaron a hombros hasta el hotel, y por la calle fué ovacionados."

   Crónica de Bautista para el periódico La Conferencia, de Jerez, que aparece en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"Granero tuvo notas brillantísimas como torero. Donde más destacó fué toreando de capa, especialmente al sexto, al que administró unas verónicas soberbias, irreprochables, magníficas, y la magistral faena de muleta que realizó en el bicho que cerró plaza. Hizo además, en este mismo animalito, un par de quites magistrales y verdaderamente artísticos [.....] La faena al último novillo fué superiorísima, artística y valiente. De buen torero, de excelente torero. Dió, sobre todo, cuatro pases de pecho, con la derecha, y dos altos, colosales, sacando la muleta por el rabo [....] Una faena magnífica. Una estocada hasta la empuñadura [....] Granero salió a hombros por al puerta del Príncipe, y en esta forma fué trasladado a su domicilio."

Crónica de Don Criterio en El Liberal de Sevilla, que aparece en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

"Toda su labor ayer con el capote y la gran faena que con la muleta ejecutara en el sexto, le acreditan de torero enterado, de torero que puede tutearse con la mayoría de las figuras [....] Granero no ignora nada en el toreo [....] Además, Granero, al dedicarse de lleno a los novillos, no ha elegido ganado, no se ha negado a torear bichos de determinadas vacadas, y a Granero por ello, no ha de serle muy dura la transición de novillero a matador de toros. [....] Ayer, toreó de capa soberbiamente a sus dos novillos; quieto, ceñido, elegante, con arte y dominio. Hizo varios quites que fueron portento de temple, de suavidad y arte, y estuvo siempre en su sitio, bien colocado. [....] En el sexto ejecutó la faena grandiosa a que aspiraba. Toda ella fué torera, artística, de depurada elegancia y de suma brillantez. Toreo con los pies juntos, erguido, hecho estatua, y corriendo con temple, arte y suavidad el brazo [....] El público pidió la oreja, haciéndose el sueco la presidencia y lo sacó de la plaza en hombros."

Crónica de Onarres en El Noticiero Sevillano, que aparece en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

El 19 de Septiembre toreó Manolo Granero en Bilbao, con Torquito y Joseíto de Málaga, ante toros de Angoso.

El 26 de Septiembre toreó Manolo Granero en La Línea, con Checa y Andaluz, ante toros de Camadi.




El total de las novilladas en esta temporada de 1920 es de 32




GRANERO MATADOR DE TOROS. TEMPORADA 1920



Cartel de la Feria de San Miguel de Sevilla de 1920, en la que tomó la alternativa Manuel Granero


"Rafael el Gallo cede a Manuel Granero la muerte del toro Doradito, de Concha y Sierra. Fué testigo Chicuelo. Sevilla, 28 de septiembre de 1920"

Fotografía y textos publicadas en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan.








Alternativa de Granero de manos de Rafael el Gallo
Tres momentos de la alternativa de Granero de manos de Rafael el Gallo
Suertes ejecutadas por el diestro Manuel Granero en el toro de su alternativa

Fotografías publicadas en el semanario El Toreo, 11/10/1920

"Ya es Manolo Granero matador de toros [...] Era Juan Belmonte el encargado de conferírsela, pero no pudo ser por mor de lo de la mano, y fué, Rafael, el Gallo, el encargado de la ceremonia. Con ambos alternó Chicuelo. De la viuda de Concha y Sierra ha sido el material cornudo dispuesto para la fiesta, y Doradito, que era un buen mozo, aunque cornicorto, fué el toro de la alternativa. Noblemente se portó Doradito; pero el pobre carecía de fuerza y llegó agotado a manos del neófito. Por esta circunstancia Granero no pudo hacer la gran faena que seguramente ansiaba, pero hubo valor en toda ella; intercaló algún que otro pase con salsa torera, se adornó, tocando los pitones, y fué, en conjunto, su labor bastante buena. Pinchó arribita muy bien; se metió luego en ganas, agarrando una estocada entera en lo alto, que resultó tendida, sufriendo el espada un pitonazo en la ingle, que le destrozó la taleguilla, y terminó descabellando al segundo golpe. Granero fué ovacionado. A este toro lo toreó superiormente de capa y estuvo artístico en sus correspondiente quites. Banderilleó aceptablemente.
En el sexto poco pudo hacer; su enemigo era un inválido que se caía en cada momento. Granero tiró a abreviar, estando muy confiado y terminó su misión de media estocada tendida y una superior que tiró sin puntilla. Escuchó bastantes aplausos, lo mismo que al turnar los quites."

                                                                                            El Toreo, 11/10/1920. CANTACLARO


Verónica y media verónica de Granero a Doradito, el toro de su alternativa

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 04/10/1920

Media verónica de Granero al toro de su alternativa

Fotografía que fue la portada del semanario La Lidia, 31/12/1920


Media verónica de Granero a Doradito, el toro de su alternativa

El Hombre del Trajecito de Negro, en su libro Manuel Granero, publicado en 1921, antes de su muerte, escribe:


“MANOLO GRANERO EJECUTA COMO NADIE LA MEDIA VERÓNICA [……] No; Manuel Granero no ha sido, ni es un ejecutante de la verónica tan perfecto como el malogrado José Gómez Ortega. Es un imitador bastante afortunado de aquellos prodigiosos lances en que la emoción y la maestría resplandecían al mismo tiempo y con idéntica intensidad […..] Pero si Granero no iguala a Joselito, le supera, y por tanto supera a cuantos toreros hemos visto, en su magistral media verónica. Aquellos lances de Belmonte, aquellas medias verónicas de Juan, ferozmente inconscientes, han servido a Granero para las suyas. Para como Belmonte paraba; se acerca como Belmonte se acercaba y lleva toreado al astado bruto como Belmonte no lo llevaba toreado. Esta es la diferencia y este el secreto de que la media verónica de Granero sea uno de los lances más bellos, más hermosos y más emocionantes que se hayan ofrecido a la afición [….] La media verónica de Manuel Granero es la quinta esencia del arte de lidiar reses bravas"


Granero en un pase por alto a Doradito, el toro de su alternativa

Fotografía publicada en el libro Granero, por El hombre del trajecito negro

"Se escogió una corrida de Concha y Sierra [....] El Baratillo registró el esperado lleno. El toro del doctorado se llamaba Doradito y era sardo, gordo y algo caído de pitones. Granero -vestido de negro y oro- toreó de capa maravillosamente, banderilleó con mucho arte y realizó, por último, tras recibir los trastos de matar de manos de El Gallo, una gran faena de muleta, en la que intercaló pases de todas las marcas, a pesar de que el toro, al final, se quedaba....Entró a matar por derecho dos veces, recreándose en la suerte, y las dos veces fué cogido sin consecuencias. Terminó con Doradito al segundo intento de descabello. El nuevo doctor fué aplaudido, mientras se retiraba a la barrera a reparar los desperfectos de su taleguilla, rota a la altura de la ingle.
En el otro toro, que se resentía de las patas, estuvo breve y eficaz. Brindó su muerte a los socios del Club Granero, de Valencia [...] Fué, asimismo, muy aplaudido"

                Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 24/02/1949




Retrato de Granero en 1920, tras recibir la alternativa.

Fotografía publicada en la Historia Gráfica de Valencia



Chicuelo (28 de septiembre) y Granero (29 septiembre) en las corridas de la Feria de San Miguel de Sevilla de 1920

Fotografías publicadas en el semanario La Lidia, 04/10/1920

"Corrida de toros verificada el día 29 de Septiembre de 1920, en la plaza Monumental. Ocho toros de Pérez de la Concha (en algunas crónicas se habla de toros de M. Rincón), por las cuadrillas de Gallo, Manolo Belmonte, Chicuelo y Granero. El ganado, de escasa presencia y mansurrón [....] Llegaron casi todos quedados al último tercio. [.....] Granero mató de un buen pinchazo y una estocada superior a volapié a su primero, y al último de una estocada desprendida. En ambos estuvo valiente al muletear, y particularmente en el cuarto fué muy ovacionado. En quites y banderilleando, muy bien, siendo aplaudido."

                                                                                        El Toreo, 11/10/1920. CANTACLARO

"Al día siguiente (de su alternativa) Granero toreó también en la Maestranza, alternando con El Gallo, Chicuelo y Manolo Belmonte, en la lidia y muerte de ocho toros de Pérez de la Concha (en algunas crónicas se habla de toros de M. Rincón). De nuevo se hizo aplaudir el valenciano en sus dos enemigos, a los que mató de sendas estocadas fulminantes. En su segundo bicho banderilleó con El Gallo, sufriendo un achuchón que tampoco tuvo, afortunadamente, consecuencias."

                 Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 24/02/1949

El 1 de Octubre toreó Manolo Granero en Úbeda, en un mano a mano con Sánchez Mejías, ante reses de Saltillo.

El 3 de Octubre toreó Manolo Graneo en Bilbao, con Sánchez Mejías y Chicuelo, ante toros de Villar Hermanos.

El 10 de Octubre toreó Manolo Granero en Valencia, con Saleri y Fortuna, ante reses de Gregorio Campos.





Cartel de Ruano LLopis anunciando la primera corrida que toreó Granero en Valencia, después de haber tomado la alternativa, el 10 de octubre de 1920. Aunque en el cartel aparecen Belmonte y Valencia, tuvieron que ser sustituidos por Saleri II y Fortuna.



"Éxito grande fué la presentación de Granero en la plaza de su pueblo; entusiasmado el público le llevó en hombros hasta la casa donde vive el valiente matador de toros."

"Valencia, 10 de Octubre. Toros de Gregorio Campos, que cumplieron. Saleri, superior. Fortuna, bien. Granero, en el primero colosal; petición de oreja. En el segundo, monumental, toreando, banderilleando y grandisosa faena de muleta; cogido sin consecuencias; sacado en hombros hasta casa."  Paco.
   

                               Fotografías y texto publicados en el semanario La Lidia, 18/10/1920

"Boca abajo todo el mundo. Permítasenos que por unos minutos, nos pongamos tontos ante el grandioso éxito que el día 10 alcanzó en Valencia, nuestro paisano Manolo Granero. ¡Boca abajo todo el mundo! Paso al heredero de Gallito. Heredero, dijimos y no estamos solos, ya que los 20.000 espectadores que presenciaron la corrida, votaron a nuestro favor. Heredero es, por su escuela, por la difícil facilidad con que ejecuta todas las suertes: porque no necesita el soñado torito ideal de los especialistas; y porque tiene su mismo temple, su misma flexibilidad de cintura y su misma línea. [....] Terminaremos repitiendo lo que en 1916 dijimos: "Si alguna vez soñaron los valencianos en tener un fenómeno, creemos que ya pueden vanagloriarse de haberlo logrado. ¡Paso al heredero de Joselito!"

Crónica de Latiguillo para Las Provincias de Valencia, que aparece en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921






Brindis de Granero en su debut en la Plaza de Valencia como matador, el 10 de octubre de 1920

Fotografía publicada en la Historia Gráfica de Valencia


Manolo Granero el día de su debut en la Plaza de Valencia

"Desde Valencia. 10 Octubre, 1920. [....] La base del cartel era la presentación del paisano Granero. La expectación es enorme; las entradas alcanzan precios fabulosos, y la afición valenciana está deseosa por ver si es verdad lo que se ha dicho del paisano. Antes de empezar, la plaza está con exceso ocupada; se hace el paseíllo y estalla una gran ovación, teniendo Granero que salir a los medios. Los toros pertenecían a D. Gregorio Campos, y en general ha sido una corrida bien presentada [....] La incógnita se ha despejado y los que exageraban las notas en pro y en contra, se han unido para aplaudir y entusiasmarse ante el arte de aquel rapaz que hace poco jugaba al toro en el redondel de nuestra plaza. [.....] Al hacer el quite en el primer toro, ya hizo adivinar quén era y así lo demostró durante toda la corrida. Con el capote no tiene igual; con la muleta llega donde pueda llegar otro, con arte y conocimiento; con el estoque, se perfila y arranca recto y con bravura, y con los palos hay elegancia y facilidad para ejecutar por ambos lados."

"A su primero le torea con la derecha, con altos, cambiados y de pecho, obligando al toro a embestir y pasar, y con dos buenos pinchazos deja una estocada hasta la mano, entrando bien, y descabella al octavo intento. Al último, que brinda al Círculo Granero, y después desde el centro del redondel, empieza con el de la muerte y sigue con ligados naturales y de pecho, dando dos de cada clase, y estalla una ovación clamorosa; sigue con otros; sufre un achuchón, del que sale cogido y revolcado [....] Un pinchazo entrando bien, media estocada delantera, una delanterita, haciéndolo todo el matador, y un gran descabello a pulso, completan la faena, que es aclamada, y se le otorga la oreja. Al tercer bicho le clava un gran par de frente [....] Al último tres pares que le valen una ovación cada uno. En quites, hizo ocho, tan variados como artísticos, y cada uno le valió una ovación,"

                                                                                                        El Toreo, 18/10/1920. CHOPETE




Los días 13, 14 y 15 de Octubre toreó Manolo Granero en Zaragoza, con Nacional y Chicuelo. Reses de Nandín, Pérez de la Concha, Surga y Miura, respectivamente.
Cuadro estadístico de Granero de la temporada del año 1920

Publicado en el semanario La Lidia, 23/12/1920

"Cuando aquel año se arrastró el último toro, el diestro valenciano sumaba en su balance treinta y una novilladas y ocho corridas de toros. 
Granero -me decía Rienzi, cuando mano a mano vamos anotando fechas y cifras- cerraba la temporada en plan de gran figura. Era ya el ídolo de las multitudes y no era difícil adivinar que tardaría poco en situarse en el primer puesto de la torería. Por lo pronto había logrado superar los honorarios de Joselito, porque en muchas corridas cobraba ya diez mil pesetas."


               Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 24/02/1949


Verónica de Granero con dedicatoria.1920 o 1921

TEMPORADA 1921


Tarjeta de felicitación del Año Nuevo de 1921

"Su temporada aquel año fué larga, y, salvo percances de pequeña importancia, feliz.....Comenzó Granero en Málaga, el 23 de enero, en un festival. Y terminó el 13 de noviembre, en Valencia. Toreó en total 94 corridas; mató 194 toros. Por diversos motivos, perdió veinte carteles. De esas 94 corridas, ocho fueron de Guadalest, siete de Miura, siete de Pablo Romero, siete de Albaserrada, seis de Murube, seis de Santa Coloma, cinco de Concha y Sierra, cuatro de Veragua.......Granero -como se ve- no ponía tacha ni reparo a ningún ganadero. Para él no contaba la peligrosidad, real o aparente, de tal o cual divisa. De la misma forma, no rehuía la competencia, en los ruedos, de las figuras que podían hacerle sombra. En esa misma campaña de 1921, alternó cincuenta veces con Juan Belmonte, cuarenta y cinco con Chicuelo, veinticinco con Sánchez Mejías y veintiuna con Varelito."

                 Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 24/02/1949

La fotografía corresponde al invierno del año 1921, antes de comenzar la temporada

Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922

Las fotografías corresponden al invierno del año 1921, antes de comenzar la temporada 


Fotografías del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922


La fotografía corresponde, casi con toda seguridad, al invierno del año 1921

Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922

El 23 de Enero toreó Manolo Granero en Málaga

El 27 de Febrero toreó Manolo Granero en Castellón de la Plana

Marzo: 6, Orihuela; 13, Barcelona; 19, Valencia; 20, Barcelona; 27, La Línea




Granero vistiéndose con la ayuda de su mozo de espadas Finezas, en su debut en Barcelona, el 13 de marzo de 1921



Cartel de Ruano LLopis anunciando la actuación de Granero en la Plaza de Valencia el día de San José, 19 de marzo de 1921

"Desde Valencia. Corrida de toros verificada el día 19 de Marzo de 1921. Un lleno atroz, y la reventa escandalosísima, y el público ansioso por ver a Saleri, Chicuelo y Granero, con seis bichos de Guadalest. Los toros ha tomado 28 varas, por 8 caídas y 8 caballo muertos. Por parte del ganado, la corrida ha sido mala, puesto que demostraron más resabios que bravura. [.....] Graneo.- Ha sido el que más se ha tapado y para él han sido injustamente las broncas por los toros, como si tuviera él la culpa de que los toros no estén presentables. Al tercero lo torea con la maldita derecha, el toro achucha bastante, para dos pinchazos superiores y una algo delantera e ida, y al último, también en medio de una gran bronca, pues el público le pide que no lo mate, con pocos pases le receta dos pinchazos hondos, una buena y un descabello a pulso. En brega, lances y quites, bien, así como en el par de frente al primero."

                                                                                              El Torero, 04/04/1921. CHOPETI


"Pase de pecho de Granero a un toro de Rincón. Sevilla, 20 de abril de 1921"

Fotografía y texto publicados en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan

Nota aclaratoria: Según el semanario El Toreo, el día 20 de abril de 1921, se lidiaron toros de Miuras en Sevilla. El cartel estuvo compuesto por Rafael el Gallo, Chicuelo y Granero.


Granero en un Pase de la Firma en la Plaza de Toros de Sevilla. Puede tratarse de la temporada de 1921, quizás en la misma corrida de la foto anterior.

"Desde Sevilla. Cuarta corrida de feria, celebrada el día 20 de Abril de 1921. Hoy se lidiaron Miuras, y no hay que decir que el circo de la Maestranza presentaba aspecto animadísimo, estando todas las localidades ocupadas. La corrida estaba bien presentada. En general, ninguno ofreció dificultades, dejándose torear bien [.....] Granero no se portó como era lógico esperar; sus faenas fueron todas por la cara y sin los arrestos que requerían las condiciones de sus adversarios. Un par de pases bien instrumentados, y nada más. Dos pinchazos atacando larguito, pero recto, y una estocada corta desprendida, fué lo que necesitó para dar en tierra con dicho bovino. Al sexto lo despachó de media caídilla, perdiendo el trapo, un pinchazo y media delantera. Acabó con un descabello al segundo golpe. Lanceando, no gustó; vulgarísimo banderilleando y bien en varios quites. Fué, pues, una tarde bastante floja la que dió el por algunos considerado como el Mesías continuador de las glorias de aquel insustituible lidiador que sucumbió en Talavera."

                                                                                               El Toreo, 16/05/1921. CANTACLARO
Cartel de la corrida de la confirmación de la Alternativa de Granero, celebrada el 22 de Abril de 1921 en Madrid.

Cartel extraído del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922


Granero en un pase de rodillas en su corrida de confirmación de alternativa, celebrada en la Plaza de Madrid el 22 de Abril de 1921

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo

Granero compartió cartel con Chicuelo, como padrino, y Carnicerito de testigo, ante toros de Gallardo. A este festejo acuden la Reina y la Infanta Dª Isabel.

"Sobre el montón de horajasca de las discusiones, amigas o enemigas, cae, como bloque de piedra de granito, la fuerza incontestable de los hechos, que nos dan significativos detalles de la breve y brillante historia de Manuel Granero. Por esta fecha, en el año anterior, Granero mendigaba una corrida de novillos. En sus andanzas, el mozuelo llega hasta la Plaza de Madrid [....] Granero toreó en Madrid, y toreó de tal modo, que las manos de trece mil espectadores se juntaron para certificar la aparición de un torero enorme. [....] El diputado a Cortes tomó la pasada semana la codiciada investidura de ministro en la Corte de las Españas. El ministro está en el Poder: el matador de toros es uno de los cuatro reyes de la baraja."

Crónica de Corinto y Oro para Nuevo Mundo, titulada El nuevo ministro, señor Granero publicada en el semanario El Ruedo, 03/03/1949


"Un verdadero acontecimiento taurino ha constituido la confirmación de alternativa del joven y célebre matador de toros Manuel Granero en la Plaza de Madrid. Granero, que en un año ha pasado del escalafón de novilleros al de los ases del toreo contemporáneo, acapara, con Belmonte y Sánchez Mejías, la atención de los públicos que llenan los circos taurinos. [.....] Granero domina todas las suertes, y en los tres tercios de la lidia da la sensación de un maestro consumado. Finísimo y completo con el capote, estupendo con las banderillas, magnífico y emocionante con la muleta y seguro y bravo con la espada, Manuel Granero justifica espléndidamente la gran importancia que tiene en la fiesta española."

                                          Texto publicado en el semanario Mundo Gráfico, 26 de Abril de 1921

Desplante de Granero al toro de la confirmación de su alternativa en Madrid

Fotografía publicada en el libro Granero, por El hombre del trajecito negro




Verónica de Granero al toro de la confirmación de su alternativa en Madrid

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 17/02/1949


Una verónica de Manolo Granero en la corrida de confirmación de su alternativa en Madrid

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 03/03/1949


Granero dando un pase de rodillas en el toro de la confirmación de su alternativa en Madrid

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 2 de Mayo de 1944

"Con un lleno completo tuvo lugar esta corrida, en la que Manuel Granero confirmó su alternativa. Se lidiaron cuatro toros de Salas, uno de Villamarta y otro de Moreno Santamaría. La corrida comenzó a las cuatro de la tarde.
Primero. Pastoso, berrendo en negro, bien criado y bien armado [....] Después de varios recortes de Blanquet, entra en funciones Granero, toreando por verónicas, en las que hay verdadero mando. Al poner Serrano la primera vara, rompe el palo, acudiendo al quite Granero, que remata con tocamiento en la testuz [....] De motu propio toma las banderillas Granero y, después de adornarse, clava un buen par al cuarteo. (Palmas). Toma un segundo par, él mismo prepara al bicho, clavando un magnífico par. (Palmas). Como tercer par, clava uno al sesgo (Palmas). A requerimiento del público, clava un par de dentro a fuera (Ovación). Chicuelo entrega estoque y muleta a Granero, que luce terno canela y oro [....] El primer pase es con las rodillas en tierra; luego se coloca la muleta en la izquierda y da varios pases quieto y artístico. Comienzan los adornos, tocamiento de pitones y sufre un desarme [...] Se perfila, entra a matar y da un buen pinchazo [....] Granero da unos pases con la izquierda, entra otra vez y da media estocada caída y un descabello (Muchas palmas)"

"En el quinto toro, de Chicuelo, Granero fué el que hizo los mejores quites, sobre todo su segundo, de un lucimiento grande, escuchando una gran ovación [.....] Sexto, Mejicano, cárdeno y ancho de cuerna. Granero prepara al toro para el primer tercio, dando unos lances parados. [....] Granero hace un quite a la media verónica verdaderamente estupendo (Ovación) Toma Granero los palos [....] El tercer par es colosal, cambiando los terrenos. (Ovación). Pone un cuarto par a requerimiento del público, llegando como un profesor (Ovación grande) [....] Comienza la faena de muleta con un ayudado excelente; sigue un muletazo con la izquierda magnífico, y a renglón seguido se arrodilla, y en esta postura unas veces, y puesto en pie otras, torea a dos palmos de los pitones, toca éstos y hace todo cuanto quiere, siempre artista y con una facilidad grande. Da un pinchazo en lo duro, y seguidamente, entrando derecho y saliendo bien, coloca una gran estocada. El toro rueda como una pelota, y Granero escucha una ovación"

                                                                                  El Toreo, 25/04/1921. PACO MEDIA-LUNA









Las fotos corresponden, casi con toda seguridad, a la corrida celebrada en Madrid el 27 de Abril de 1921

"5ª corrida de abono, celebrada el miércoles 27 de Abril de 1921. La plaza estuvo llena. Se lidiaron seis reses de D. Félix Gómez, vecino de Colmenar, por Paco Madrid, Manuel Giménez (Chicuelo) y Manuel Granero. [....] Tercero. Rebonito, negro zaino, bien presentado. Después de unos capotazos del inmenso Blanquet, torea Granero con una suavidad extraordinaria [....] Granero demostró conocimiento de la asignatura dando al manso la lidia que el bicho requería. [....] Granero, plomo y oro, torea solo, suave, tranquilo, con un dominio grande. A la media docena de pases se hizo con el toro, al que tardó en matar [......] (Muchas palmas) [.....] Sexto. Redondo, negro zaino. Granero da una verónicas buenas [....] Granero hizo los quites diversos, siempre artísticos, valientes y siempre bien. Granero toma las banderillas de fuego y cuartea un buen par; toma otros palos y, llegando bien,  mete un segundo par y en seguida un tercero (Ovación) [....] Granero torea con la derecha, y se hace con el toro al tercer pase, comenzando entonces el adorno, los arrodillamientos y el torear agarrándose al pitón. Todo esto valiente y con un dominio y arte verdad. Da un pinchazo, media estocada, quedándose el bicho, y descabella. (Palmas)"

"APRECIACIÓN. Los toros de D. Félix Gómez fueron de bonita lámina y finos de pelo, el verdadero tipo de toro de lidia. Tomaron 25 varas, dieron 11 caídas y mataron 6 caballos. [.....] Manuel Granero dió ayer la nota de torero valiente y enterado. Ninguno de los dos toros que le correspondieron fué boyante, los dos fueron malos, y en los dos demostró arrestos y conocimientos de la asignatura. Toreó de capa al primer bicho con una suavidad y un dominio grandes. Con la muleta estuvo en este toro tranquilo, a dos dedos de los pitones, consiguiendo hacerse con el manso a la media docena de pases [.....] En el que cerró plaza, y que fué fogueado, le toreó de capa, sujetándole; hizo quites artísticos y diversos, y le puso tres pares de banderillas, todas en lo alto y con una facilidad verdaderamente extraordinaria. Si en el toro anterior demostró arte y dominio, en éste también hubo plena demostración de todo ello, pues al tercer pase logró sujetar al manso [....] Este torero camino con paso firme y seguro por la senda del éxito. Y ahora, una advertencia al joven Granero: procure, al entrar a matar, no levantar la mano izquierda, pues esta es la causa de que los toros no le dejen pasar."

                                                                                    El Toreo, 02/05/1921. PACO MEDIA-LUNA


Cartel de la tarde de la consagración de Granero en Madrid

Granero, Chicuelo y Varelito en el patio de cuadrillas en la corrida celebrada en Madrid el 17 de mayo de 1921

Granero con Chicuelo en el patio de cuadrillas, en la corrida celebrada en Madrid el 17 de mayo de 1921


Granero, Chicuelo y Varelito momentos antes de iniciarse la corrida celebrada en Madrid el 17 de mayo de 1921


Fotografías publicadas en el libro Baldomero y Aguayo, fotógrafos taurinos





Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 03/03/1949

"Después de ver torear a Granero el último toro salí tan entusiasmado como el más entusiasta espectador, porque tanto con el capote como con la muleta, hizo cosas extraordinarias......, y las hizo con un toro [....] Con la muleta en la mano derecha no se puede torear mejor, y aun me quedó corto. Mejor estaría, para concretar mi opinión en este punto, decir que con la muleta en la mano derecha yo no he visto torear a nadie tan maravillosamente como toreó Granero."

        Crónica de Gregorio Corrochano en ABC, publicada en el semanario El Ruedo, 03/03/1949

El Hombre del Trajecito de Negro, en su libro Manuel Granero, publicado en 1921, antes de su muerte, escribe:

"GRANERO ENTIENDE QUE ESTA ES LA HORA DE LAS DERECHAS, AUNQUE RECONOCE QUE LAS IZQUIERDAS TAMBIÉN SIRVEN PARA ALGO […..] Muletero formidable, dominador, elegante, variado, de los que dan el parón [……] Manolo está persuadido de que la mano izquierda es la que deben emplear los toreros valientes, los toreros eficaces; pero no está menos convencido de que a todos los toros no se los debe lidiar así […..] Granero es un muletero notabilísimo; es la parte de la lidia que más conoce. No hay toro que ofrezca en ese instante dificultades grandes para él; se apodera de ellos, los vence, los sugestiona. Abusa demasiado de la mano derecha; pero en algunos momentos puede disculpársele, por la fulgurante brillantez de su toreo, la irreprochable ejecución y lo bellamente sugestivo del grupo que compone."

La foto no está fechada, pero podría pertenecer a la faena de muleta que Granero llevó a cabo la tarde del 17 de mayo de 1921 en Madrid



Granero saliendo en hombros tras su triunfo en la corrida celebrada en Madrid el 17 de Mayo de 1921

Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922

"Plaza de toros de Madrid. 10ª corrida de abono, verificada el martes 17 de mayo de 1921. Como era de esperar, a la hora de empezar esta corrida la plaza estaba completamente llena. Seis toros de Santa Coloma, para Varelito, Chicuelo y Granero. La corrida empezó a las cuatro y media. [.....] Cuarto. Rondeño, negro bragado. Sale abanto y Granero trata de sujetarle al principio, dando unos capotazos por bajo, y seguidamente se estira y torea muy requetebién por verónicas. [....] En quites, hubo nutridos aplausos para Granero. Este tomó las banderillas, y, uno tras otro, puso hasta tres pares; los tres en lo alto y al cuarteo, siendo el último con los terrenos cambiados y arrancando en un terreno inverosímil, pues entre torero y toro no habría más de un metro de distancia. Manuel Granero vestía terno azul y negro; brinda y se dirigió al toro, al que dió un ayudado por alto bueno; luego se colocó la muleta en la izquierda y toreó desde cerca, derecho y con mando, resultando toda la labor de verdadera soberanía, para refrendarla con un volapié. (Ovación y oreja) [.......] Sexto. Malacara, cárdeno bragado y chorreado. [....] Granero da una verónicas magníficas [....] Chicuelo y Granero escucharon muchos aplausos en los quites. [....] Granero resultó cogido al poner el primer par. Se levanta encorajinado Granero y pone tres pares muy buenos todos ellos y todos ovacionados. Con la muleta hizo una labor pletórica de arte y valentía, una faena de AMO, oleada por todos, para entrar tres veces a matar, siempre bien, y acabar descabellando. El público se arrojó al ruedo, cargó con Granero y, en volandas, se lo llevó por al Puerta de Madrid y por toda la Avenida de la Plaza."

"APRECIACIÓN. Los seis toros de Santa Coloma estuvieron bien presentados y todos hicieron una buena pelea [....] Tomaron 26 puyazos, dieron 11 caídas y mataron 7 caballos. [.....] Granero tuvo una gran tarde; una tarde de éxito redondo. A su primero le puso tres buenos pares de banderillas y cuatro al que cerró plaza, todos excelentes. Con la muleta muy bien en sus dos toros; sobre todo en el sexto, donde se pudo admirar dominio y arte [....] Con el acero pinchó en lo alto y entró recto [....] Los éxitos de este torero serán cada vez mayores."

                                                                                   El Toreo, 23/05/1921. PACO MEDIA-LUNA




Cartel de Ruano Llopis anunciando la corrida celebrada en Valencia el día de San Juan, 24 de junio de 1921. En el cartel aparece el propio Granero en un lance de capa.

"Toros de Tovar, querenciosos; segundo retirado al corral por pequeño; sustituto de Villamarta, regular. Los seis tomaron 23 varas, por 9 caídas y 4 caballos para el arrastre. Vaquerito, que tomó la alternativa, quedó superior y bien. Belmonte, bien en los dos. Granero, superior y bien. Entrada, un lleno."

                                                                                              El Toreo, 27/06/1921. CHOPETI

Cartel anunciador de las corridas celebradas en Alicante los días 29 y 30 de junio de 1921

"Alicante, 29. Toros de Pablo Romero, cumplieron en todos los tercios y estuvieron bien presentados. Belmonte, muy valiente y artístico toreando, y superior hiriendo; fué ovacionado. Chicuelo, superior en el segundo, del que se le concedió la oreja, y bien en el quinto.  Granero, hecho un maestro en el tercero y muy valiente en el último; con las banderillas estuvo colosal."

"Alicante, 30. Miuras, cumplieron. Belmonte, Chicuelo y Granero fueron ovacionados toda la tarde; la corrida resultó animada."

                                                                                                                           El Toreo, 04/07/1921


Cartel de Ruano Llopis anunciando las corridas de la feria de Julio de Valencia de 1921

En total, entre las seis corridas que toreó en Valencia (con ganado de Pérez de la Concha, Murube, Santa Coloma, Miura, Pablo Romero y Concha y Sierra), cortó orejas en cinco, y salió en hombros, tras la natural apoteosis, en tres. En Valencia, durante muchos años, no se vió cosa parecida."

                                                               Francisco Narbona en el semanario El Ruedo, 03/03/1949

"Desde Valencia. Corrida de toros verificada el día 24 de Julio de 1921. Primera de Feria. Seis bichos de Pérez de la Concha, para los hermanos Juan y Manuel Belmonte y Granero. Se llena la plaza [.....] Granero, que da unos buenos lances al tercero, clava un superior par de poder a poder y dos buenos de frente [...] Empieza la faena con el de la muerte, y, aunque abusando, como todos, de la derecha, da algunos buenos pases de pecho, ayudados y por alto, y se hace con el bicho, para un pinchazo hondo superior, otro bueno y una superior estocada que tumba al animal. Al manso último lo torea desde cerca con inteligencia, para un pinchazo en hueso y una buena estocada. Superior en quites y mejor ayudando a los banderilleros, y en el quinto a Belmontito."

                                                                                                  El Toreo, 08/08/1921. CHOPETI

Valencia, 25. Murubes, regulares; sexto, fogueado. Tomaron 22 varas por 10 caídas y 4 caballos muertos. [....] Granero, bien y superior. La entrada, hasta el tejado."

Valencia, 26. Santa Colomas, buenos. Tomaron 26 puyazos, 13 caídas y 8 caballos muertos. [....] Granero, superiorísimo en el tercero y regular en el sexto."

Valencia, 27. Miuras, regulares; 33 varas, por 9 caídas y 3 caballos muertos. [....] Granero, desconfiadillo en el tercero y colosal en todo en el último."

Valencia, 28. Pablo Romeros, guasones; 33 varas, 5 caídas y 5 caballos muertos. [....] Granero, superior en el tercero y bien en el último."

Valencia, 29. Concha y Sierras, buenos; tomaron 40 varas, por 12 caídas y 10 caballos muertos. [.....] Granero, superiorísimo en sus dos toros y colosal con las banderillas."

                                                                                                                         El Toreo, 01/08/1921




Granero camino de la Plaza de Toros de Valencia. La foto no está fechada, pero podría corresponder a la Feria de Julio de Valencia de 1921
Granero repone fuerzas en una de las seis corridas que toreó en la Feria de Julio de Valencia de 1921


La foto no está fechada, pero es muy probable que corresponda a la Feria de Julio de Valencia de 1921
Granero durante un descanso de una de las corridas de la Feria de Julio de Valencia de 1921. La única Feria de Julio en la que toreó.

Manolo Granero en varios descansos durante las corridas que toreó en la Feria de Julio de Valencia de 1921


Granero en un pase cambiado por la espalda a un toro de Santa Coloma, en corrida celebrada en Valencia el 26 de julio de 1921. Debe tratarse del toro Faico, lidiado en tercer lugar, y con el que realizó una magnífica faena.


Fotografía y texto publicados en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan

"Pase de la firma de Manuel Granero a un toro de Santa Coloma. Valencia, 26 de julio de 1921, durante la feria de Granero, en la cual el joven espada llenó la plaza de triunfo seis tardes consecutivas" Debe tratarse del toro Faico, lidiado en tercer lugar, y con el que realizó una magnífica faena.

Fotografía y texto publicados en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan

"No sé cómo salta la conversación al célebre pase de la firma que Granero hizo popular. Y Rienzi me cuenta como nació el famoso pase.
-Fué un día, en casa, en vísperas de corrida. Mientras se vestía tomó una percha, y sirviéndose de la toalla como de una muleta hizo en aire su rúbrica: "¿Qué tal -me dijo-, si yo hiciera esto mismo en la Plaza? Bromeamos, pero él no se olvidó. Y cuando, al día siguiente, iba camino del ruedo, me lo recordó: "Esta tarde voy a firmar......" En efecto, en la primera ocasión propicia, dió un natural con la derecha, siguiendo la trayectoria de su propia rúbrica. Y ahí quedó el pase, bautizado, como el de la firma, por la crítica y la afición."

                       Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 24/02/1949



Finezas, su mozo de estoques, comenta un pase doble que ejecutó Granero, el 15 de mayo de 1921, en Bilbao, con un toro de Villamarta, de donde surgío la denominación de pase de la firma:

"Inició un pase con la derecha y antes de rematarlo, el bicho se le volvió rápido, y entonces Manolo, para vaciarlo y no ser cogido, gíró la muñeca y ligó un pase por bajo, uno de esos pases que tanta fama le dieron a Ortega..............(Fueron) pases ligados para librarse de un contratiempo"


"Pase ayudado hacia la izquierda de Manuel Granero. Toreo de brazos y cintura: una parecida estética vertical, el mismo suave castigo que en la fotografía anterior. Valencia, 26 de julio de 1921" Debe tratarse del toro Faico, lidiado en tercer lugar, y con el que realizó una magnífica faena.

Fotografía y texto publicados en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan

Granero en un pase de trinchera al toro de Santa Coloma, en corrida celebrada en Valencia el 26 de julio de 1921. Debe tratarse del toro Faico, lidiado en tercer lugar, y con el que realizó una magnífica faena. 

Fotografía publicada en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan


"Corrida de toros verificada el día 26 de Julio de 1921. Tercera de Feria. Otro lleno, y seis bichos de Santa Coloma, para Gallo, Belmonte y Granero. Sin excesos de cuerna, y con alguna desigualdad en la presentación, no se han portado mal los bichos. Tomaron 26 puyazos, por 13 caídas y 8 caballos muertos. [....] Manolo Granero saluda al tercero con seis verónicas y media, que levantan al público del asiento, y luego las repite en un quite, y aquello es el disloque; tan grandes han sido, que tanto Belmonte como Gallo se han quedado alelaos, y han dejado hacer al paisano los otros dos quites que se han hecho en este toro; luego, en medio de clamorosa ovación, clava dos pares de poder a poder por ambos lados, y otro superior, también al cuarteo. Requiere estoque y muleta y brinda a Mariano Benlliure, y la ovación se convierte en rugidos de entusiasmo ante la magna faena que desarrolla. Con la izquierda, rozándole los pitones, erguido y bravo, da pases de pecho ligados con naturales, empezando por el de la muerte; ayudados, al natural, dos de los llamados de firma, dos nuevos, que son una especie de naturales, teniendo el toro de frente por detrás, y al rematar cambia el viaje, para un pinchazo superior [....] Después de dos pinchazos a toro parado, mete media estocada superior. La ovación es indescriptible; hay vivas a Valencia y al matador valenciano.
El último sale abanto, y a fuerza de consentirle y empaparle le sujeta y llega a dar otra serie de colosales verónicas, que son repetidas en otro quite. Con el pase de la muerte empieza a muletear, dando algunos brincos; pero como el bicho se muere aprisa, entra y deja un buen pinchazo, y el toro se rinde. 
Granero ha puesto el mingo, y creemos se tardará a ver un toro tan bien toreado como ha sido Faico, tercero de la tercera de la feria"

                                                                                                        El Toreo, 08/08/1921. CHOPETI

"El niño prodigio se estrechaba cada vez más con el toro, cada pase era una cornada segura....y, a pesar de ello, se veía la seguridad en el diestro de cuanto ejecutaba; no era el borracho inconsciente: era el torero consumado. Erguido y valiente entró a matar, sepultando el estoque en lo alto del morrillo. En muchos años no olvidarán los aficionados lo que hizo Granero"

Crónica de la corrida del 27 de Julio de 1921, en la que Granero se enfrentó a toros de Miura, en la Plaza de Valencia, publicada en el semanario Sol y Sombra

Verónica de Granero en la Plaza de Toros de Ciudad Real, probablemente el 18 de agosto de 1921

"Fotografía de Almazán que es toda una reliquia. Nada menos que Manuel Granero ejecutando un lance, muy de los años viente: manos altas, talones elevados -de puntillas, prácticamente- llevando muy toreado a su enemigo en el juego de brazos. Llama la atención la esclavina del capote que va por dentro"

"Esta tarde torearon con él Ignacio Sánchez Mejías, Manuel Jiménez Chicuelo y Emilio Méndez. El ganado fue de Villamarta y el espada valenciano cortó oreja y estuvo lucido. Al día siguiente, 19 de agosto, estaba contratado de nuevo pero hubo una gran alteración del orden público porque no cobraron los espadas y se negaron a torear. En los corrales había preparado un encierro de Veragua. La corrida se suspendió. Y ahora viene la anécdota: ¿saben ustedes el nombre de uno de los toros que le había tocado al espada valenciano? Pocapena. Estaba escrito que tarde o temprano se volverían a encontrar."

                                                                           Rafael Zaldívar, en La Tribuna de Ciudad Real.es 


Cartel de Ruano Llopis anunciando las corridas de la feria de Bilbao de 1921

"Bilbao, 22 de Agosto. Miuras, buenos, para Belmonte, Fortuna y Granero. [.....] Granero, valiente en el tercero y ovación y oreja en el último. Hízose cuestación para los soldados de África, recaudándose 4.206 pesetas."

"Bilbao, 23 de Agosto. Murubes y Parladés, buenos, para Belmonte, La Rosa, Chicuelo y Granero. [.....] Granero, regular y bien."

"Bilbao, 25 de Agosto. Santa Colomas, buenos, para Belmonte, Chicuelo y Granero. [....] Granero, desgraciado en el tercero, en el que fué cogido, resultando con un puntazo en la pierna derecha."

                                                                                                                    El Toreo, 29/08/1921

Cartel de Ruano LLopis de la única corrida que toreó Granero en Utiel, el 10 de septiembre de 1921


Granero concediendo la alternativa a Victoriano Roger Serrano, Valencia II, en corrida celebrada en Madrid el 17 de Septiembre de 1921

"Corrida de toros extraordinaria verificada el sábado, día 17 de Septiembre de 1921. Se lidiaron cinco toros de los Herederos de don Gregorio Campos y uno del marqués de Villagodio. Los espadas contratados fueron Manuel Granero, José Gómez (Joseíto de Málaga) y Victoriano Roger (Valencia II), que tomó la alternativa. La cuadrillas lucieron brazaletes negros por la muerte de Morenito de Valencia. [.....] Tercero. Conejito, negro zaino, de Villagodio. Granero le saluda con unos lances medianos. [....] En los quites hubo palmas. [....] Valencia II devuelve los trastos a Granero. Manuel (azul y negro) muletea con la derecha, deseoso de aliñar cuanto antes, para un pinchazo alto. Más pases de aliño y media delantera. Minutos, cinco. [......] Cuarto. Tiradito, negro bragado. Granero le saluda con unas verónicas paradas y mandando mucho [....] Granero hace un quite extra (Bastantes palmas) [....] Manuel fué el que más aplausos consiguió en los quites. Requirió las banderillas el referido Granero y puso, uno tras otro, tres pares excelentes, prendiendo uno más a requerimiento del respetable. (Grandes aplausos). Con la muleta estuvo artista, valiente. Una labor de maestro, de torero enterado. Al dar un pase por alto con la derecha, el toro le enganchó por la manga de la chaquetilla, zarandeándole e hiriéndole en la sien derecha. El diestro se encorajino, da varios muletazos en la misma cabeza, lía y mete una estocada alta que tumba al bicho. (Gran ovación y oreja). Después de dar la vuelta al ruedo, verdaderamente manando sangre de la herida, Granero ingresa en la enfermería. Minutos, seis."

"Apreciación. Los toros estuvieron bien presentados, pero fueron mansurrones [.....] Manuel Granero, en su primero, mansurrón en gran escala, toreó de capa medianamente, y medianamente lo hizo también con la muleta. Una faena de puro aliño, y nada más. Mató de un pinchazo y media estocada, delantera. En el cuarto comenzó toreando muy requetebién de capa, hizo quites lucidos y puso cuatro pares de banderillas en lo alto y llegando a la cara bastante bien. Su faena de muleta fué artística y valiente, propia de su fama y de su nombre."

                                                                                    La Lidia, 19/09/1921. PACO MEDIA-LUNA


"Un alarde de dominio. Manuel Granero con un toro de Domecq que aún conserva su poder. Sevilla, 29 de septiembre de 1921."

Fotografía y textos publicados en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan

Granero figuró en los tres carteles de la Feria de San Miguel de Sevilla


Granero en el mismo desplante de la foto anterior

"Desde Sevilla. Segunda de Feria. Corrida de toros verificada el día 29 de Septiembre de 1921. Seis toros de D. José Domecq, para los espadas Belmonte, Granero y Marcial Lalanda [....] Segundo.- Negro zaino. Granero le torea de capa, dando algunas verónicas buenas, rematando con un ceñido recorte. [....] Granero, de motu propio, cogió las banderillas, dejando tres pares superiores, que el público le ovacionó como se merecía, y para el final empleó en su labor con la muleta una faena en la que sobresalieron dos naturales y uno de pecho, quitándose de delante al animal de un pinchazo bueno y media delanterilla. El diestro fué ovacionado. [.....] Quinto.- Berrendo en cárdeno. Granero intenta lancearlo, pero desiste por que el cornudo no está para ello [....] Granero empezó su labor con precauciones, pues tal estaba el toro, y el muchacho, con vista, se libró de varias tarascadas; la faena fué corta, pero la bastante para que con media estocada y un descabello saliera del paso sin percance alguno, que no fué poco."

                                                                                                     El Toreo, 03/10/1921. EL RESERVA
Cartel de Tormo de la corrida celebrada en Valencia el 9 de octubre de 1921


Desplante de Granero en su última actuación en Valencia, el 15 de octubre de 1921. La foto debe corresponder a la corrida en la que Granero se enfrentó a seis toros de Albaserrada.

Fotografía publicada en la Historia Gráfica de Valencia

"Estuvo toda la tarde incansable, valiente y torero; gran estoqueador, a la altura de su fama, en fin. Se multiplicó en los quites, haciéndolos tan artísticos, arrojados y variados, que los cuatro que marcó en el primero toro fueron a cada cual mejor"

                                                              Texto publicado en el semanario El Ruedo, 03/03/1949


"Granero prodigó ante sus paisanos las muestras de su arte exquisito. Dió todo un curso de buen toreo, puso banderillas en dos toros y realizó seis faenas de muleta impresionantes. Y por si fuera poco, liquidó a sus enemigos de seis estocadas -una por morrillo-, dos pinchazos y un descabello. Cortó orejas en el primero y en el sexto. Y todo esto en una hora y veintitrés minutos. Naturalmente, cuando rodó el último toro, Granero fué alzado en hombros por la multitud, y así cruzó Valencia hasta su casa. Así cerró el gran espada valenciano oficialmente (toreó todavía alguna otra corrida más) su temporada."

                Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 03/03/1949

                                                                   

Cuadro estadístico de Manuel Granero en la temporada de 1921

"Aquella temporada de 1921 fue realmente extraordinaria y puede decirse que ni el mismo Joselito consiguió en su primer año de alternativa levantar tanto revuelo y torear tantas corridas."

                                                  Texto de Daniel Tapia publicado por www.mcnbiografías.com

TEMPORADA 1922

"Manolo Granero comienza la temporada de 1922 en Córdoba, en un festival benéfico, celebrado el 12 de febrero. Un accidente ferroviario -ocurrido en Los Pradillos- deja el rastro de unas víctimas abandonadas. Los toreros, con su proverbial sentido de la caridad, acuden en remedio de los damnificados y se ofrecen para participar en lo que sea. Y lo que sea  es una becerrada, que cumple el fin cristiano de reunir unos miles de pesetas para los heridos en el accidente, y para sus familiares, y a la vez sirve de entrenamiento a los desinteresados espadas. Con el torero valenciano forman, ese cartel, Camará, Varelito, Serranito, Maera y Nacional II. Las reses corrida pertenecían a la ganadería de García Pedrajas. Granero obtiene un éxito grande."

                                                                   Texto publicado en el semanario El Ruedo, 10/03/1949


"Granero en la Plaza de Córdoba, acompañado del peón Pepe Rodas. La foto fué tomada en un festival celebrado a beneficio de la familia del banderillero Cantimplas."

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 03/03/1949 

El gran banderillero Manuel Saco de León, Cantimplas, que perteneció a las cuadrillas de Lagartijo, Machaquito y Joselito,  murió de tuberculosis el 18 de marzo de 1922. Así que la foto corresponde, casi con toda seguridad, al año 1922

Según el semanario El Ruedo, el festival tuvo lugar el 19 de febrero de 1922. 

El 12 de febrero Manolo Granero había toreado ya en Córdoba una becerrada 

"El 5 de marzo, antes sus paisanos, viste por vez primera, en esta temporada, el traje de luces. Es una corrida de Alipio Pérez Tabernero y López Plata, que despachan, con Granero, Varelito y Maera. Manolo escucha, como premio de sus faenas, cariñosas ovaciones [....] El 16 de marzo torea Manolo Granero en Barcelona, en unión de Chicuelo y Marcial Lalanda; tres días después vuelve a Valencia; el 26 va a Castellón; el 2 de abril, a Barcelona, el 9, otra vez a Valencia."

                                                                  Texto publicado en el semanario El Ruedo, 10/03/1949



Ejemplar de El Mercantil Valenciano, 16/03/1922. Granero dió nombre a un licor



Cartel de Alcaraz, anunciando la corrida celebrada en Valencia el 9 de abril de 1922

Granero y Varelito toreando al alimón en Valencia. La foto puede corresponder a la corrida celebrada el 9 de abril de 1922

"En Valencia, en la corrida del día 9 de abril, le espera una de sus postreras apoteosis. Alternaron con él, en la muerte de seis toros de Guadalest, Varelito y Chicuelo. Y Granero -como siempre- extrema sus esfuerzos para complacer a sus paisanos. En una de sus faenas de muleta intercala dos pases de rodillas escalofriantes; toca los pitones del bicho, se adorna, y después, cuando llega la hora de matar, se va tras el estoque y resulta prendido. Durante unos instantes, el cuerpo del torero es un confuso banderín, que se agita en el asta del toro. Al fin, los compañeros consiguen que el bicho abandone su presa, y Granero pasa a la enfermería, con una herida de diez centímetros en el brazo."



             Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 24/02/1949





Cartel de las corridas de la feria de Abril de Sevilla de 1922

"El valenciano se repone pronto de la cogida, y el 19 de ese mismo mes de abril hace el paseíllo en la Feria de Sevilla. Torea tres días"

                                                                                                                              El Ruedo, 10/03/1949

Granero perfilándose para entrar a matar a un toro de Guadalest la tarde de la cogida mortal de Varelito. Sevilla, 21 de abril de 1922


Misma fotografía que la anterior, con una mayor perspectiva de la Plaza de Sevilla

"La cuarta y última corrida de la feria sevillana tuvo lugar el día 21, con reses de Gaudalest, que dieron mal resultado [.....] Granero pareó bien y muleteó adornado, para una gran estocada, que le valió una ovación; en su segundo, muleteó por bajo, dió dos pinchazos, resintiéndose del brazo; dos más y un descabello. [.....] La cogida de Varelito causó verdadero disgusto [....] A Varelito se le administraron los Santos Óleos. Esta noche iba a ser bautizada una hija de Varelito y estaban dispuestos todos los preparativos en espera de que regresara de la plaza."

                                                                                                             El Toreo, 24/04/1922

El Hombre del Trajecito de Negro, en su libro Manuel Granero, publicado en 1921, antes de su muerte, escribe:

"GRANERO MATANDO NO ES PRECISAMENTE VARELITO, PERO TAMPOCO ES UN CHICUELIN. En esto, tenemos que decir que el Cid Capeador es, hoy por hoy, deficiente. No por falta de voluntad, sino por inhabilidad, por torpeza. […..] Manuel Granero es un estoqueador prudente, aunque en ocasiones no quiera serlo. Y con la prudencia no se forman los grandes estoqueadores. [……] Afectar un valor de que se carece puede proporcionar un tropiezo lamentabilísimo. Esfuérzate por se habilidoso y breve; nosotros te absolveremos de este leve pecadillo tauromáquico porque tus méritos como torero merecen que se te guarde esta consideración."



Cartel de la última corrida de Granero en Valencia, el 23 de abril de 1922. Varelito había fallecido dos días antes en Sevilla.

"Valencia, 23. Toros de Surga, broncos. Aguantaron veintitrés varas por quince caídas y cinco caballos muertos. El lidiado en sexto lugar, fogueado. Fortuna, regular y superior. Granero, bien y bien. Vaquerito, superior y bien."

                                                                                           El Toreo, 24/04/1922. CHOPETI

"Manolo Granero toreó los días 1 y 3 de mayo en Bilbao. Otra vez -¡cuántas van?- se le anuncia en Valencia; pero a última hora no se llega a un acuerdo. Y entonces, la Empresa de Madrid le lleva a su cartel del día 7 de mayo. Se trata de confirmar solemnemente la alternativa de Marcial Lalanda. Y para ello se busca un padrino de tronío -Juan Luis de la Rosa- y un testigo de postín: Manolo Granero. Los toros serán -tres y tres- de Veragua y Albaserrada."

                    Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo,10/03/1949




SU MUERTE



El 7 de mayo de 1922, camino de la Plaza de Madrid, Granero posó para este retrato en el estudio de Kaulak

Último retrato del maestro, momentos antes de la corrida. Fotografía tomada en el estudio de Kaulak

"-¿Dijo algo camino de la Plaza?
-Lo de siempre: "Esta tarde voy a esta muy bien.". Recuerdo que antes pasamos por el Estudio de Kaulak, que le hizo varias fotos, y como tuviera interés en saludar a unas amigas, que le esperaban en su balcón, el coche dió un rodeo antes de llegar a la Plaza. Nada, al menos para mí, hacía pensar en tan rápido y doloroso desenlace."

                 Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 10/03/1949


Andrés de Miguel y José Ramón Márquez, en su libro Adiós, Madrid, escriben:

"..............en el número 4 de la calle de Alcalá se encontraba el estudio del fotógrafo Kaulak. Allí se retrató Manuel Granero, por primera vez en la vida del diestro, la víspera de la corrida en que el toro Pocapena, negro listón de Veragua, le produjo la espeluznante cogida que le ocasionó la muerte el día 7 de mayo de 1922, haciendo buena aquella letra cantable que decía:


"Granero, cuando toreas

en la Plaza de Madrid
te dicen las madrileñas:
-Granero, vas a morir"

Se dijo entonces que el haber accedido a ser retratado fue quizás un augurio de mala suerte. Al día siguiente de la cogida, el fotógrafo colocó en la puerta del estudio grandes ampliaciones de las fotografías que había obtenido del diestro valenciano la tarde anterior, antes de ir a la plaza, adornadas con crespones negros ante las que se congregó innumerable público. La cogida de Granero, que fue retratada por el fotógrafo Baldomero, causó tan honda impresión en los aficionados que la contemplaron que hubo alguno, como el propio criador del toro, el Duque de Veragua, que no volvió ya nunca más a su localidad en la delantera de la andanada del 1"


Cartel de la última corrida de Granero, extraído del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922


Cartel de la última corrida de Granero publicado en el semanario El Ruedo, 10/03/1949





Entradas de la corrida del 7 de mayo de 1922 en Madrid




Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922


Granero con Marcial Lalanda y de la Rosa en el patio de cuadrillas en la fatídica corrida celebrada en Madrid el 7 de mayo de 1922

"Granero, que vestía flamante terno negro y oro, salió al ruedo con más voluntad que nunca y buscando un éxito que creía necesitar, dado el puesto que ocupaba en la torería."

                                                                                      Eduardo Palacio, en su crónica de ABC

Fotografía  del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922






"El primer toro -el segundo de la tarde- que le tocó lidiar a Granero aquel infausto 7 de mayo, fué el de Albaserrada. Eran negro, apretado de cuerna, muy noble y bravo. Apenas se abrió de capa el valenciano, la emoción se apoderó del público. Dió siete verónicas espléndidas, y remató la serie con un recorte ceñidísimo. Después de hacer su correspondiente quite, tomó los palos y colocó tres magníficos pares. Vino a continuación una faena completa, con pases de diversas marcas. Tan pronto como el toro cuadró, Granero montó la espada y dejó una estocada hasta las cintas, que acabó con el bicho. En medio de entusiastas aplausos, dió la vuelta al ruedo, y hubo de salir después a saludar a los medios."

 Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 10/03/1949






"La lidia que dió al segundo cornúpeto -de Albasarreda- la puede tomar como modelo la juventud que pretende subir el más elevado peldaño que conduce al pináculo de la gloria taurómaca. Comenzó dando una serie de verónicas tan templadas, tan clásicas, que el pueblo entusiasmado le ovacionó frenéticamente. Las ejecutó con los pies clavados en la arena, llevando al morlaco toreado con una suavidad y una maestría verdaderamente admirables. Después realizó un quite precioso y  al cambiar el tercio cogió las banderillas y colocó tres superiores pares arrancando desde los medios y poniendo en el trance todo su extraordinario valor y toda su sed infinita de querer agradar. Con la muleta dió Granero un ayudado por alto formidable, al que siguieron tres naturales prodigiosos, llevando al Albasarreda toreado con un temple tal que la plaza entera rugió de entusiasmo. Después de un pase de pecho con la izquierda, se cambió de mano el diestro y realizó una faena que fué un tratado de elegancia, de finura y de arte [....] Después entró a matar a volapié neto y colocó una estocada un poquitín atravesada [....] Arrancó Granero el estoque con una banderilla y cuando se disponía a descabellar dobló el bicho para siempre. La ovación que escuchó el torero valenciano fué larga y ensordecedora, y después de dar la vuelta al ruedo aún tuvo aún que salir a los medios."

                  Extracto de la crónica del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922"


"Su última tarde se dejó pasar muy cerca de su cuerpo, los pitones de su enemigo."

Fotografía y texto del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922

"La última tarde toreó al natural con la izquierda, como no lo mejoraría nadie."

Fotografía y texto del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922


"La última tarde ejecutó este monumento de pase de pecho, marcando un sello en él como ninguno"

Fotografía y texto del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922


"La última tarde anduvo tan cerca de los toros que en este muletazo se vé al torero valentísimo"

"Fotografía y texto del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicada en 1922"



"Pase ayudado por alto hacia la derecha, el pase de la muerte con el cual Granero inició su gran faena a Cantinero, de Albaserrada, el último toro que estoqueó en su vida. Madrid, 7 de mayo de 1922"


Fotografia y texto publicados en el libro El Tercio de Muerte, de Robert Ryan.






"CORRIDA TRÁGICA. MUERTE DE MANUEL GRANERO. La cuarta de abono. Verdaderamente trágica fué la cuarta corrida de abono celebrada en la plaza de toros de Madrid ayer 7 de Mayo. En esta fiesta confirmó su doctorado el torero Marcial Lalanda. Se anunció la lidia de seis toros, tres de Veraguas y tres de Albaserrada, y como espadas, a Juan Luis de la Rosa, Manuel Granero y Marcial Lalanda. El lleno en la plaza fué completo. [.....] Manuel Granero, el lidiador valenciano que ocupaba el primer puesto en la tauromaquia militante; el diestro valiente, el artista verdad, el torero más completo que existía desde que el pobre Joselito cayó muerto en Talavera de la Reina, sucumbió en esta cuarta de abono a consecuencia de las cornadas que le dió el quinto toro de la ganadería de Veragua, cárdeno, bragado, y cuyo nombre era el de Poca Pena.
Granero había estado en su toro primero sencillamente colosal; aquellas verónicas paradas, templando, estirado sin sacar los huesos de su sitio; aquellos lances tan toreros, tan majestuosos, tan suyos; aquellos tres pares de banderillas, especialmente el primero, y la faena de muleta desde cerca, tranquilo, dominador, cargando los pases con la zurda y haciendo girar al toro con un movimiento suave de muñeca; aquellos muletazos con la mano derecha, dentro por completo del terreno de la res, fué todo un curso de tauromaquia. Manuel Granero puso cátedra de toreo verdad, y esta su última faena, realizada en la primera plaza de toros del mundo y ante los inteligentes aficionados madrileños, no se borrará, no podrá olvidarse, porque en ella hubo dominio, hubo temple, hubo arte, hubo pundonor, vergüenza, salsa torera y esencia pura de la más fina escuela.
Mató de una estocada algo tendenciosa que dió en tierra con el de Albaserrada."

                                                                                      El Toreo, 08/05/1922. PACO MEDIA-LUNA





Granero recibe la última ovación del público madrileño

Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922





Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 10/03/1949

"CORRIDA TRÁGICA. MUERTE DE MANUEL GRANERO. La cuarta de abono. Verdaderamente trágica fué la cuarta corrida de abono celebrada en la plaza de toros de Madrid ayer 7 de Mayo. En esta fiesta confirmó su doctorado el torero Marcial Lalanda. Se anunció la lidia de seis toros, tres de Veraguas y tres de Albaserrada, y como espadas, a Juan Luis de la Rosa, Manuel Granero y Marcial Lalanda. El lleno en la plaza fué completo. [.....] Manuel Granero, el lidiador valenciano que ocupaba el primer puesto en la tauromaquia militante; el diestro valiente, el artista verdad, el torero más completo que existía desde que el pobre Joselito cayó muerto en Talavera de la Reina, sucumbió en esta cuarta de abono a consecuencia de las cornadas que le dió el quinto toro de la ganadería de Veragua, cárdeno, bragado, y cuyo nombre era el de Poca Pena.
Granero había estado en su toro primero sencillamente colosal [.....] En su segundo, que era exagerado de cuerna y que llegó a la muerte con la cabeza suelta, le tomó de muleta en tercios del 2, trató de dar un pase ayudado, y el toro, que estaba pronto, se arrancó antes de que el diestro se pudiese enmendar, le enganchó por una pierna y lo tiró junto a la barrera del 2, revolviéndose rápidamente el de Veragua y corneando a Granero en el suelo una, dos, tres y cuantas veces quiso, pues no hubo medio de apartar a la fiera, a pesar de que Marcial luchaba denodadamente con la res y los peones intervenían. Fué un instante horrible, sumamente angustiosísimo. Varios de la cuadrilla recogieron el cuerpo ensangrentado del pobre Granero, y exánime se lo llevaron a la enfermería. [.....] La pena invadió a todos, el dolor se apoderó de cuantos presenciamos la desgracia, y al ruedo bajó parte del público solicitando la suspensión de la corrida, cuya suspensión se llevó a cabo a los pocos instantes de haber doblado el toro Poca Pena."

                                                                           El Toreo, 08/05/1922.  PACO MEDIA-LUNA

"Al lancear, a Granero no le fue posible lucirse, porque el bicho, pegajoso y burriciego, se paraba en seco sin seguir el viaje que el diestro le marcaba. Pocapena quedó frente al 2, con la cabeza hacia el 3, y allí fue Granero a su encuentro, tanteándole con un pase ayudado, recargando el diestro cuanto pudo; volvió rápido el bicho, y prendiendo al espada por la parte posterior del muslo derecho lo arrojó contra la barrera, quedando la cabeza del diestro bajo el estribo, la lado derecho (del espectador) de la puerta del 3, y como a unos metros de ésta. Pocapena dio sobre el bulto una nueva cabezada, entrando un pitón por el ojo derecho del herido y levantándolo muy poco del suelo. El cuerpo del diestro se sacudió en un leve estremecimiento, y los que estábamos cerca adivinamos la catástrofe."

                                                                                      Eduardo Palacio, en su crónica de ABC


El público, después de la tragedia, invadió el redondel para recabar de la autoridad la suspensión de la corrida.

                              Fotografía del libro Granero. Su vida. Su arte. Su muerte, publicado en 1922

"Tras el espanto que la cogida produjo, parte del público desató sus iras contra el peonaje, por estimar que no acudió a tiempo. Lalanda, pálido, convertido en único espada (La Rosa se hallaba también en la enfermería), acabó con el de Veragua después de una faena breve. Y como muchos espectadores pidieron la suspensión de la corrida (la noticia de la muerte de Granero se supo rápidamente), el presidente dió por terminada la Fiesta. Mientras tanto, los médicos, que desde el primer momento comprendieron la inutilidad de su esfuerzo, rehacían el rostro del torero muerto, para ocultar el destrozo causado por el cuerno de Pocapena. Minutos después, y mientas el pobre tío Paco, presa de un ataque de nervios, quería pegarse un tiro, se daba a conocer el más horrible parte facultativo que registra la crónica negra de la Fiesta."

                       Francisco Narbona, por boca de Manolo Rienzi, en el semanario El Ruedo, 10/03/1949






El entierro de Granero, a su paso por la Cibeles

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 10/03/1949


"La presidencia del duelo en Valencia: En el centro del grupo, el tío Paco Juliá"

Fotografía y texto publicados en el semanario El Ruedo, 10/03/1949

"Como ocurrió cuando murió Joselito, España entera -puede decirse esto, porque los toreros son héroes populares- se asoció al duelo. En la capilla ardiente, instalada en la misma Plaza de Toros madrileña; a su paso por las calles de la capital, camino de la estación de Atocha; en su Valencia natal...., el cadáver del joven maestro recibió el postrer homenaje de la afición que le aplaudió en los ruedos y de muchos que sólo oyeron alguna vez su nombre o lo vieron pasar. Se extinguía así, fulminantemente, un torero que fué en la Fiesta un vivo y breve fulgor. "Nadie es capaz de prever -escribió en aquellos días, Federico Alcázar- a donde hubiera llegado en el toreo. Era no sólo un gran torero, dominador, valerosos, inteligente y hábil, sino también un gran estilista"

                                                                                                                 El Ruedo, 10/03/1949


Composición realizada por Boldun  tras la muerte de Granero

El mausoleo de Granero en el cementerio de Valencia

Fotografía publicada en el semanario El Ruedo, 10/03/1949



GRANERO Y SU CUADRILLA




Granero y su gente. A su derecha su tío Paco Juliá. A su izquierda Blanquet. Arriba, de izquierda a derecha: Morenito de Valencia, Alpargaterito, Finezas y el picador Barana.
Granero y su gente. A su derecha ¿Alpargaterito?. A su izquierda Morenito de Valencia. Arriba, de izquierda a derecha: Su tío Paco Juliá, Blanquet, Finezas y ¿el picador Barana?


Granero y su gente a punto de emprender un viaje. A su izquierda el inseparable tío Paco Juliá y justo detrás de él, a su derecha, Blanquet

Blanquet, el gran peón, y Finezas, su mozo de estoques, los dos hombres de su confianza


Granero vistiéndose con la ayuda de su mozo de espadas Finezas, en su debut en Barcelona, el 13 de marzo de 1921




GRANERO VISTO POR LOS DIBUJANTES TAURINOS



Retrato de Granero, por Enrique Segura

Dibujo publicado en el semanario El Ruedo


Granero visto por Antonio Casero. Dibujos publicados en el semanario El Ruedo

Dibujo publicado en el libro Manolo Granero y la Fiesta de Toros, de Habla-claro, publicado en Valencia en 1921

Dibujos publicados en el libro Granero, (anónimo), editado en Madrid en 1922


Dibujos publicados en el libro Granero, (anónimo), editado en Madrid en 1922
Granero ejecutando el pase de la firma, visto por Ruano Llopis

Dibujo publicado en el libro Los Toros, de Juan Leal, editado en Burdeos en 1935


Dibujos publicados en el libro de Impresiones del natural, de Ruano Llopis, editado hacia 1930

Dibujos publicados en el libro de Impresiones del natural, de Ruano Llopis, editado hacia 1930
 Dibujos publicados en el libro de Impresiones del natural, de Ruano Llopis, editado hacia 1930





Dibujos publicados en el libro de Impresiones del natural, de Ruano Llopis, editado hacia 1930



Dibujos publicados en el libro de Impresiones del natural, de Ruano Llopis, editado hacia 1930




Dibujos publicados en el libro de Impresiones del natural, de Ruano Llopis, editado hacia 1930


5 comentarios:

  1. Soy tu compañero de asiento en la novillada del pasado sábado.He echado un vistazo a tu blog y me parece muy interesante. Es algo poco habitual. He aprendido bastantes cosas que no sabía de la vida de Granero y poco a poco iré leyendo sobre otros toreros antiguos. Muy buen trabajo. A ver si volvemos a coincidir otro día en la plaza y seguimos hablando.

    ResponderEliminar
  2. Soy tu compañero de asiento en la novillada del pasado sábado.He echado un vistazo a tu blog y me parece muy interesante. Es algo poco habitual. He aprendido bastantes cosas que no sabía de la vida de Granero y poco a poco iré leyendo sobre otros toreros antiguos. Muy buen trabajo. A ver si volvemos a coincidir otro día en la plaza y seguimos hablando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joselito. La verdad es que mi trabajo, al que le he dedicado y le sigue dedicando gran parte de mi tiempo, no tendría sentido sin personas como tu, aficionados a los que aportar algo sobre este mundo tan fascinante. Un abrazo y espero sigas disfrutando con lafiestaprohibida

      Eliminar
  3. Siempre me ha estremecido la historia de este torero, de en definitiva este muchacho de 20 años que ya era figura del toreo a tan temprana edad.
    Enhorabuena por este magnífico compendio estadístico y gráfico,de la exitosa y corta trayectoria de este admirado torero.
    Que Dios le tenga a buen recaudo. Desde aqui mi humilde y modesto homenaje a Manuel Granero Valls.
    Un abrazo y saludo al autor de este extraordinario trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por su comentario sobre mi blog y un saludo

    ResponderEliminar