martes, 24 de abril de 2012

MANOLETE VISTO POR LOS DIBUJANTES TAURINOS


No. La vida y su símbolo el toreo
no son cadena, no, de ultimidades......
Toda la vida es casi y es apenas.
Con un soprendente cambio de perspectivas, Dios aparece ahora como un maestro que dirige a su cuadrilla)


"Déjalo estar", repite el Sumo Diestro
a su peón de brega y de guadaña.

(Para cualquier hombre, una hora es, siempre, la penúltima, y suplicamos todos que se nos deje concluir la faena, ya iniciada)



Señor, Señor, aplícanos la venda.
Ciéganos de esperanza peregrina.
Que la faena se cumpla y no se entienda
de tan plena y redonda y cristalina.

   (Para seguir viviendo necesitamos, todos, olvidarnos de que Islero resopla ya, esperándonos, en la plaza de Linares)

Verónica de olvido abre su capa.


Gerardo Diego. La penúltima

(Con gran finura evoca Gerardo Diego La penúltima: la tarde
que toreó Manolete en Santander, antes de salir para Linares. Comentarios de Andrés Amorós en Toros y Cultura )

Y esa mirada tuya hacia la altura,
tu desdén tan señor, tan soberano;
ese correr la mano
ciñéndose la muerte a la cintura,
son nobles gestos de la tierra maja
que sabe en esta hora
contemplar a los cielos soñadora
y pasarse la muerte por la faja.

.......................................


Ceñido, modelado por el viento
--el huracán del toro sobre España--,
combado al torvo aliento,
pero en la tierra dura de la hazaña
con profundo cimiento,
tú, Manolete, tú, espiga señera
o chopo de brillante calofrío,
solo del ruedo en la ancha paramera,
junco varado en caudaloso río.

Pulido por el ímpetu caudal
que derrama la esclusa del chiquero,
madurando torero,
con lenta granazón de cereal.

Solo, en la soledad más admirada;
solo, en la soledad más combatida...
San Sebastián de la plural mirada
Ganándole a la Muerte la partida
con pedestal de carne bien lidiada.

Domando, con rigor de silogismo,
la selva de furores de las reses.
Severo monumento de ti mismo
Vaciado en el profundo senequismo
de todos los toreros cordobeses.

                                                 
                                                         Federico Muelas: Oda a Manolete


Andar es muy fácil.
Lo difícil es andar sin premura.
Pasear por el miedo del ruedo
grave y con figura.

Cuando un cordobés es torero
su capa es la túnica.

Esencia y decencia:
las dos cosas juntas.

¿Quién ha visto, si no es entre sueños,
la estatua segura,
arriscada de gracia, de arte y de celo,
crispada de angustia,
caminar paso a paso, despacio,
buscándole sitio a su tumba?

                                           

                                                                                                        Pedro Garfias

Él era el viento que al pasar excita
con su táurica voz devastadora.
Él era el sol con alamar de aurora
que a la luna de agosto dio su cita...........

Y el río mismo que a rondar invita
con espuma de amor su ciudad mora...........
y la piedra romana, emperadora,
que envidia fue del Puente y la Mezquita...........

Parco en reír, discreto en elocuencia.
Mucho hablar de él sería irreverencia.
Pregonó la muleta más que el hombre.
La Historia a la Leyenda dio su fuero...........
Y así fue "Manolete", un niño, un hombre...........
Manuel Rodríguez Sánchez: ¡Un torero!

                                   Rafael Duyos. En el primer aniversario de su muerte


Si tú morir no quisieras
Yo sé que no hubieras muerto:
Que ángeles te daban guarda
Con finos sables de acero.
.......................................
.....................................
Temblaba en la taleguilla
El raso y el oro viejo.
Temblaba la arena parda
Con un crujir de mil miedos.
Tembló el viento en la muleta
Y los olés en el viento,
Y en los tendidos temblaron
Corazones y pañuelos
Solo tú estabas tranquilo,
Solo tu estabas sereno
Bordando por naturales
Sin un temblor, sin un gesto.
La tarde estaba prendada
De ti, Manuel, del maestro.
Un miura sobre la arena,
Y en tres palmos de terreno
-Austera, sobria, magnífica-
Tu gran lección de toreo:
Lección de ciencia, de arte,
De valor y de salero.
Y al final el gran resumen,
El impecable compendio:
“De cómo se mata a un toro
y cómo muere un torero” 

Enrique Riús Zunón. A Manolete


Escucha el verso, Córdoba, buscando las estrellas.
¡Nada de romancillos con ángeles toreros!
¡El que ha muerto tenía los ojos pensativos,
como dos pozos negros!

Hay que llorarlo, Córdoba, como pasa tu río
bajo los arcos altos de tu puente, en silencio.
Y hay que estar en su muerte, como él ante los toros,
elegante y sereno.

Nada de romancillos, Córdoba, ni cantares.
Un medio tono lleno de tristeza en el verso.

Son las siete doradas de su tarde infinita.
Ha dejado el capote de brega, y en silencio,
con un gesto tranquilo de victoria y descanso
ha tomado el capote del último paseo
Y se ha marchado erguido, contra la tarde quieta,
de espaldas a las rosas, y -¡por fin!- sonriendo………..

                                                                                         José María Pemán


Y te vas recto, recto
¿como el río a la mar?
A la mar de muerte
tus alamares van.

No como el agua dulce
que duda y vuelve atrás
antes del trago amargo
de efervescencia y sal,

sino como la bala
que ciega y recta va
al blanco que la hechiza
con pupila fatal,

tú, bala de ti mismo,
vas a la muerte imán,
proyectil, línea, héroe,
alma, sin paso atrás.

La balanza equilibra
la suerte y la muerte igual.
“Islero” a Manuel reta.
Manuel a su isla va.

Rodeados de sombra
de espesa inmensidad,
solos allá en su isla
se entrecruzan en paz.

                           Gerardo Diego. Adios a Manolete 




Pero el honor de la roca
obliga a clavarse,
eje absoluto.
Y la muleta resbala
su rojo enigma de ala
sobre la sierra de luto.

                                            Gerardo Diego, sobre el pase estatuario de Manolete

Estás tan fijo ya, tan alejado,
que la mano del Greco no podría
dar más profundidad, más lejanía
a tu sombra de mártir expoliado.


Te veo ante tu Dios, el toro al lado,
en un ruedo sin límites, sin día,
a tí que eras una Epifanía
y eres un estoque abandonado.


Bajo el hueso amarillo de la frente,
tus ojos ya sin ojos, sin deseo,
radiográfico, mítico, ascendente,


fiel a tí mismo, de perfil te veo,
como ya te verás eternamente,
esqueleto inmutable del toreo.


José Alameda. A Manuel Rodríguez, Manolete




Como tu misma tierra, naciste sin sosiego.
Dulce es siempre la vida donde el peligro empieza.
Tu corazón, como una lenta rosa de fuego,
al arder te iba dando soledad y tristeza.


Soledad porque nadie te seguía a la muerte;
soledad en el hielo de tu última hora;
tristeza de ser hombre, tristeza de saberte
hecho de enamorada ceniza triunfadora.


Por eso eras el clásico poema y su medida,
el número en que tiene la sangre sus fronteras,
la víspera de un sueño donde todo se olvida,
la delgadez de un ala y su silencio eras.


Y ahora, cuando te ciegan las sombras de repente,
no podemos creernos sin tu estrella brillando.
Nunca encontré mi verso para ti suficiente,
y ante tu muerte tengo que mirarme cantando.


Ya sé que nada cuenta mi palabra en tu cielo,
que se alza desde un pozo de llantos encontrados:
pero siente algo tuyo dándole fuerza al suelo
ahora que veo a España creciendo en sus sembrados.


Y esto vengo a decirte: cómo estás en nosotros,
en los que un día vimos tu andariega amargura;
cómo ya contaremos para que cuenten otros
y diremos los tiempos que diste a la hermosura.


Como un toro se extiende la patria en qué naciste;
yo la veo llorando por la gloria que escalas;
pero hay un sol de oro que eternamente viste
a los dioses heridos de muerte entre las alas.


Así sobre las lágrimas, el laurel y los nombres
queda el dolor más alto coronando tu suerte;
porque ardiendo, muriendo, con sus hombres más hombres,
está el toro de España más vivo con tu muerte.


José García Nieto. De La elegía a Manolete


Cuando saliste a la plaza
como un sol en su apogeo,
siendo cumbre del toreo
lo eras también de tu raza.
Hoy la muerte te desplaza;
pero emplaza el hecho cierto
de tu recuerdo despierto,
que mantendrás en la lid
para ganar, como el Cid,

batallas, después de muerto.

Adriano del Valle. Brindis póstumo a Manolete


Allí naciste torero
porque lo quiso tu sino
con tu tristeza de sauce
y tu empaque de obelisco.

Facistol, centras el ruedo
como quien sostiene un libro;
si del "Guerra" la sentencia
la estampa de "Lagartijo".

Córdoba al velar tu sueño
vela al mejor de sus hijos.


Adriano del Valle






Manolete visto por Zuloaga.1945



Manolete con Zuloaga 
Manolete visto por Vázquez Díaz. Retrato terminado después de su muerte



Detalle del cuadro anterior



Portada de Blanco y Negro







Manolete visto por Vázquez Díaz



Manolete visto por Solana




Reproducción del retrato al óleo de Fernando Echevarría, dedicada por el mismo pintor. 1947

Manolete visto por Fernando Echevarría



Manolete visto por Segrelles



"Un Manolete daliniano de mirada sobrecogedora alucina corridas y amores imposibles"

Manolete visto por Salvador Dalí













Manolete visto por Martínez de León





"Manolete metiéndose en su primer toro"

Dibujo de Antonio Casero publicado en ABC del 16 de Julio de 1943

Corrida celebrada en Madrid el 15 de Julio de 1943

















Manolete visto por Antonio Casero



Manolete visto por Jiménez Llorente. Temporada de 1946



La visión de Antonio Ximénez de la corrida celebrada en México el 19 de Enero de 1947, que fue un mano a mano entre Manolete y Lorenzo Garza

Manolete visto por Antonio Ximénez 


Manolete, por González Marcos

"Manolete en el patio de caballos", por Roberto Domingo



Manolete, por Rafael Pellicer





"Manolete en media verónica", por Santos Saavedra


 "Estudio sobre Manolete" de la pintora norteamericana Giovanella


"Manolete en un pase de pecho", por Martínez de León




Retrato de Manolete, por Pepe Sala



Retrato de Manolete, por Ángel Espinosa




Manolete visto por Enrique Segura 








"Mi última impresión de Manolete". De la corrida celebrada en Toledo el 17 de agosto de 1947





















Estatuario de Manolete en el sexto toro de la corrida celebrada en Toledo el 20 de Agosto de 1942



Media verónica de Manolete. Madrid, 9 de junio de 1941




Manolete visto por Roberto Domingo





Manolete visto por Ruano Llopis













Tarde de Linares. Manolete, Luis Miguel y Gitanillo de Triana

Manolete visto por Saavedra


Manolete visto por García Campos




Manolete visto por Ibarra



Cartel de la corrida celebrada en Sevilla el 19 de abril de 1942,
debido a Juan Reus


Cartel de las corridas de la feria de Córdoba de 1942, por Juan Reus


Cartel de la corrida de Linares debido a Juan Reus

Fotografía de una pintura de Juan Reus, dedicada a un amigo y con la firma original de Manolete.














 "Suite Manolete". Grabados de Valentín Kovatchet








"Tauromaquia de Manolete" de David Zaafra


































Manolete visto por Alcalde Molinero









Manolete visto por Diego Ramos






Manolete visto por Andrés Nicolau






Manolete visto por Pedro Escacena






Manolete visto por pintor mejicano Pancho Flores









Manolete visto por Barnaby Conrad







"Canción triste de Manolete al toro de Osborne"





Manolete visto por Diego Simancas









Manolete visto por Enrique Martín











Cogida de Manolete en Alicante,  29 de junio de 1945

Manolete visto por Luis López




Manolete visto por Aguilar Cortés






"La muerte de Manolete". Óleo sobre lino. 1958



Manolete visto por Jesús Helguera




Manolete visto porAngel Rengell



Manolete visto por José  Puente



Óleo de José Puente



Manolete visto por Antonio Miguel Vázquez 



Manolete visto por Manuel Sánchez García



Manolete visto por Santiago Mayorga



Manolete visto por S. Donat Sansi



Manolete visto por Pérez Dimas



Manolete visto por Luis Zotes



Manolete visto por Francisco M. Molino Díaz



Manolete visto por Pietro Psier



Manolete visto por Carlos Pascual Lara



Manolete visto por J. M. Tissandier



Manolete visto por Raul Cañestro



 Manolete visto por Sveyk Castellanos



Manolete visto por Paco López Francés




Manolete en Murcia. Obra de Vicente Manuel Quiles Guijarro



Manolete visto por Fernando de la Cruz Gallardo





"Manolete toreando en el cielo". Obra de Juana Isabel Berrios



Manolete visto por Ramón Aguilar 



Manolete visto por Llopart




Manolete visto por Ayala




Manolete visto por Pepe Sala. 1947
Manolete visto por S. Guzmán




Manolete visto por R. Anaya. 1947



Manolete visto por Jesús Medinaveitia. Vitoria, 1947



Retrato de Manolete de 1947, anunciando la exposición homenaje a Manolete organizada por la Casa de Madrid en Barcelona




Manolete visto por López Canito



"La muerte de Manolete". Obra de Isidoro Campos





Dibujos de Francisco Baños



Busto de Manolete original del escultor Juan de Ávalos que figura en la Plaza de la Lagunilla de Córdoba.


OBRAS DE AUTORES NO IDENTIFICADOS


























Cogida de Manolete
























Natural con la derecha















Retrato de Manolete en el Museo Taurino de Córdoba





Media verónica


Natural





Natural ayudado






Manolete en dos grabados

Manoletina 



Pasando por alto a Islero







Viñetas sobre la Vida y muerte de Manolete



Manolete visto por Ibarra










Pase por alto


Pase por alto





CARICATURAS 




Caricaturas de Manolete por José Torres Villa






Caricatura de Manolete. Portada del libro Manolete. Torero para olvidar una guerra








Caricaturas de Manolete, su madre y Lupe Sino 



Caricatura


Caricatura de Manolete, por Olmo

Ilustración de Mouro





Caricatura de Manolete, por Pedro Mairata Serrano




Caricaturas muñeco de Pedro Gros





















































2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego. El blog solo tiene sentido si hay personas como tu a los que les interesa. Un abrazo

      Eliminar